22/03/2020

Neuquén: el lobby petrolero no está en cuarentena

Un programa para defender la vida y los salarios de los trabajadores.

El gobierno neuquino, junto a la organización de provincias petroleras (Ofephi), ha solicitado al secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanzani, sostener mediante un subsidio el precio del barril de petróleo en 54 dólares (cuando hoy cotiza a menos de la mitad de esa cifra). Con ello, en un cuadro de derrumbe del precio internacional del crudo, nuestro país mantendría los altos precio de los combustibles.


Además, el gobierno neuquino pidió una rebaja en las retenciones a la exportación de crudo y la liberación de la producción excedente para ser exportada. Y a escala provincial, el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, anunció que están planeando “medidas impositivas” para el sector, lo que en este caso quiere decir rebajas y eximiciones de impuestos.


Al mismo tiempo que negocian beneficios estatales, las empresas petroleras se lanzaron a una campaña para tentar con “premios” salariales a los obreros, para que hagan el “distanciamiento social” alargando su permanencia en los yacimientos.



Es lo que ocurrió ayer en Tecpetrol (Techint) en Añelo con obreros de la Uocra (escuchar audio). El jefe de RRHH de la empresa se vale de los $200.000 de multa, establecidos por el gobierno neuquino, para quienes violen la cuarentena, y las detenciones policiales, para convencer a los obreros de que es mejor quedarse en la obra a trabajar y no volver a sus casas. Las patronales se valen del control policíaco-militar de las calles y rutas para reforzar una línea de superexplotación laboral.


Por su parte, el secretario general de los trabajadores petroleros, Guillermo Pereyra, tuvo que convocar a los obreros a retirarse de los yacimientos, ante la negativa de las empresas y la presión de las bases, planteando dejar “guardias mínimas” con jornadas de 14 días de trabajo por 14 de descanso (que coincide con el período de cuarentena). Nada dijo Pereyra sobre cuál será el salario de los trabajadores en abril. Pues es claro que las empresas querrán pagar solo el básico a todos aquellos trabajadores que se mantuvieron en sus hogares por la cuarentena. La pérdida salarial superaría, fácilmente, más del 50%.



Los intereses empresariales son los que niegan la posibilidad de impulsar una cuarentena general y efectiva. El Estado, por su parte, ampara este tipo de circunstancias donde prevalecen los intereses antiobreros.


En el gremio petrolero y de la construcción, además de que solo permanezcan en los yacimientos las guardias mínimas con diagramas 1 x 1, es necesario impulsar la puesta en pie de comités obreros de seguridad e higiene con poder de paralización de obras y maniobras; y garantizar salarios equivalentes al promedio salarial de los últimos 4 meses de actividad previos al desembarco de la pandemia.

También te puede interesar:

Los datos oficiales reflejan el impacto de la precarización laboral, el vaciamiento de testeos y el déficit de testeos.
Golpes a la producción hidrocarburífera y ataques al convenio colectivo de trabajo.
De los 56 nuevos casos del viernes 10, 53 tuvieron origen en ese contexto.
Mientras los casos positivos de Covid-19 superan los 230