06/07/2017 | 1465

Neuquén: Pongamos todo por el triunfo de los obreros de MAM


Los 94 trabajadores de la maderera MAM, durante el transcurso del día lunes, fueron recibiendo telegramas, la mitad de despidos y la otra mitad de suspensiones por un mes sin goce de haberes. El lunes mismo, los trabajadores decidieron realizar una permanencia en el interior de la fábrica, protegiendo las instalaciones contra cualquier tentativa de vaciamiento de parte de la patronal. Existe plena conciencia de que las suspensiones son el prólogo de los despidos.


 


La empresa MAM, que produce fundamentalmente cajones para la industria frutícola y palets bin, fue adquirida por el grupo BM (Bergese-Malatesta) hace un año y medio atrás. Este grupo capitalista, que se especializa en brindar servicios a empresas petroleras, ha realizado sistemáticos atropellos contra los trabajadores en el poco tiempo que lleva al frente de MAM.


 


Durante abril y mayo se produjeron quites de colaboración y paros de los trabajadores contra el pago atrasado de las quincenas. Lo que más tarde fue respondido por la patronal con descuentos que rondaron, en promedio, en los $5.000, motivando nuevas acciones de los trabajadores. En la Subsecretaría de Trabajo, el grupo BM negoció que MAM sea beneficiada con un subsidio dirigido a la industria frutícola. Con fondos públicos, la patronal devolvió los ilegales descuentos que les hizo a los trabajadores por los días parados.


 


La patronal pretendió no pagar las vacaciones, incluso hay compañeros que al día de hoy aún siguen sin habérselas tomado porque la patronal no se las quiere pagar. La empresa no hace los aportes a la obra social ni a la caja previsional, a pesar de que realiza los descuentos a los trabajadores por recibo de sueldo.


 


En abril, la empresa presentó ante la Subsecretaría de Trabajo un “recurso preventivo de crisis”. Los trabajadores de MAM y el sindicato maderero rechazaron el “recurso”. La presentación del “preventivo de crisis”, de parte de la patronal, apunta a pagar el 50% de las indemnizaciones. Pero como lo han esclarecido los trabajadores, es completamente falso que la empresa atraviese una crisis.


 


En las últimas dos temporadas han crecido considerablemente tanto la producción como las ventas. Durante las dos semanas previas a la llegada de los telegramas de despidos, la distribuidora eléctrica le cortó la luz a la empresa, fruto de la falta de pago. El patrón Bergese se queja de las altas tarifas, pero lo cierto es que a través de MAM se le brindó electricidad a la empresa de servicios petroleros del grupo BM, que linda con la maderera.


 


El accionar del grupo parecería apuntar a cerrar definitivamente MAM y utilizar las instalaciones para una reconversión a la industria petrolera o, en su defecto, a reabrir MAM en un futuro incierto pero con menos personal, gozando de algún que otro subsidio o beneficio estatal y habiéndose sacado de encima a los compañeros de mayor antigüedad. Sucede que el 95% del total de trabajadores de MAM tiene entre 18 y 40 años trabajando en la empresa.


 


La Subsecretaría de Trabajo de la provincia y el gobierno provincial no han fijado públicamente una posición. En los hechos es claro que se encuentran del lado de la patronal. No sólo porque “quien calla otorga”, sino también porque el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, fue hace un tiempo gerente de MAM. Seguel, que en el pasado reciente ha dictado varias conciliaciones obligatorias para contener los reclamos de los obreros de MAM, no actúa de la misma manera ahora, decretando una conciliación con todos los despedidos adentro.


 


La compañera Patricia Jure, diputada del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, habilitó el ingreso de los obreros a la legislatura neuquina. De esa manera se logró que seis diputados de distintos bloques se acercaran a las puertas de la empresa un día después para realizar una conferencia de prensa junto a los obreros, en reclamo de la preservación de todos los puestos de trabajo y en rechazo del recurso preventivo de crisis. El valor de esta acción es que pone, momentáneamente, un coto a una posible avanzada represiva de parte del gobierno en favor de la patronal.


 


Pero la fortaleza de la lucha que están librando los compañeros, reside por sobre todas las cosas en la determinación de permanecer en la fábrica preservando las instalaciones y las maquinarias. Fue, sin lugar a dudas, una decisión clave. En estos días, vence el plazo legal que tiene la empresa para liquidar el aguinaldo y la segunda quincena de junio. Cumplido el plazo, hay que reclamar la apertura de los libros y proceder a parar, con piquetes en los ingresos, todo BM, para doblegar a la patronal y que sean reincorporados todos los compañeros.


 


¡Viva la lucha de los obreros de MAM, todo el apoyo para que esta lucha triunfe!


 

En esta nota

También te puede interesar:

El lunes que viene la empresa deberá abonar lo adeudado.
Reclaman dispositivos, becas y conectividad para poder cursar.
La ministra de salud se ocupa de aleccionar a los trabajadores pero no del colapso sanitario.
Fue advertido por el personal de salud. Por una salida de los trabajadores/as para enfrentar la pandemia.
Llevaremos la enorme experiencia que ha significado la lucha de les elefantes de salud.