19/07/2021

Neuquén- Rio Negro: avanza la agrupación de trabajadoras de casas particulares

El día viernes 16 de julio tuvimos la primera reunión abierta de trabajadoras de casas particulares de localidades de Neuquén y Río Negro, y acompañaron de zona norte. Participaron de la misma 29 compañeras. Allí se debatió, de manera virtual, sobre las problemáticas que sufren a diario en los lugares de trabajo, la precarización laboral y la inacción del gremio existente en las provincias para defender los derechos laborales de las trabajadoras.

En todas las intervenciones se puso de manifiesto lo que la mayoría padece, siendo el 98 % mujeres y en su mayoría jefas de hogar. La falta de registración laboral, las multitareas que realizan con sueldos de miseria, la pérdida de empleo durante el 2020, los problemas con la obra social, las arbitrariedades patronales, y los maltratos psicológicos fueron la mayoría de los relatos de las compañeras.

Nos acompañó María del Carmen, dirigente nacional de la agrupación, y referente de la lucha de las trabajadoras de casas particulares, quien destacó la importancia de la organización que vienen llevando adelante las compañeras por el salario, contra el trabajo no registrado -alrededor del 75%- y la vacunación a todo el sector, “queremos defender nuestros derechos porque conocemos en carne propia la precarización y la violencia que sufrimos”.

Por su lado, la abogada, Valeria Díaz de Apel comentó la responsabilidad directa del Estado en permitir los abusos laborales hacia el sector. Angélica López, vocera de la agrupación a nivel nacional también coloco el problema de salario de indigencia, donde el 42% en 4 cuotas dejaría el sueldo en un poco más de 30 mil pesos en marzo de 2022, cuando la inflación nuevamente haya dejado el salario por debajo de la indigencia.

Por su parte, uno de los relatos fue de Rosana, una compañera de Cutral Có, “Soy trabajadora de casas particulares. Llevo 9 años trabajando en el mismo lugar, después de dos años me registraron en blanco solo reconociendo 7 años hasta el día de hoy. Después de algunos años recibiendo maltrato verbal, decidí desde mi humilde lugar hacer valer mis derechos como persona y trabajadora, que al reclamar lo mismo muchas veces me encuentro en conflicto con mi empleadora. Después de muchos reclamos, uno de ellos fue consultar ¿Por qué nunca mi sueldo coincidía con la escala salarial correspondiente? Y cuando me dirigí al ministerio de trabajo me entero que solo me estaban pagando la mitad de mi sueldo. Con todo lo que una persona puede sentir al ser tan vapuleada, logre que se me reconozca el reclamo, después de recibir maltratos”.

Otra de las compañeras, agrego “soy sostén de familia. Mi empleadora hoy, después de trabajar tantos años, me registro en blanco. Me tiene al tanto de todos los aumentos, se está valorando mi trabajo. Creo que la problemática más grande es la falta de información que tenemos nosotras”.

Otra compañera relató “trabaje durante la pandemia, sin permiso, nunca lo saque. Si no iba a trabajar me echaban. Mi sueldo es muy bajo, a pesar de estar blanqueada. No respetan nuestros derechos, llegadas tardes, viajes en colectivo de mi bolsillo, trabajo feriados”.

Estos relatos no hacen más que evidenciar la precariedad en la que las trabajadoras desarrollan su actividad laboral a diario, por eso, en esta reunión, discutimos la necesidad de tener un sindicato que defienda los derechos de las trabajadoras, que pelee por mejores condiciones laborales, contra la explotación, las burocracias sindicales y un aumento de emergencia del 100% para cubrir el equivalente a la canasta básica, y para que esto se concrete, se propusieron compañeras para ser parte de la comisión directiva que inaugurara con una asamblea que las proclamaran.

Vamos por la puesta en pie de este sindicato, y llamamos a todas las trabajadoras a sumarse a la agrupación y organizarse de manera independiente de los gobiernos para avanzar en la conquista de todas nuestras reivindicaciones.

Trabajadoras, no esclavas.

También te puede interesar:

Una “tradición” que solo evidencia las relaciones entre el poder político y judicial.
A enfrentar a los candidatos del ajuste y a concentrar el voto en la lista Unidad de la Izquierda.
Vamos por un plan de lucha por trabajo genuino.
La provincia renueva dos bancas en diputados. Vamos con la izquierda, vamos con la lista 1A Unidad de la Izquierda en el Frente de Izquierda Unidad.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.