13/01/2021

No al cierre de las oficinas comerciales de Movistar

Paremos el desguace y vaciamiento de Telefónica.
Delegado Foetra y Congresal Fattel

Telefónica-Movistar arrancó el 2021 con un anuncio alarmante: el cierre compulsivo de decenas de Oficinas Comerciales en el barrio de Belgrano, en la calle Florida (Microcentro, donde funciona un centro tecnológico), San Justo, Flores, Quilmes (en este último caso incluye la venta del Edificio de Telefónica), en la zona de AMBA y otras tantas oficinas en la mayoría de las provincias del país. Aprovechando la pandemia y la ausencia de los lugares de trabajo por las vacaciones o el teletrabajo, avanzan cierres que se suman a los anteriores como en la Oficina Comercial de Monte Grande, Avellaneda, Mercedes, Mendoza, Chivilcoy, etc., empeorando la calidad del servicio a los usuarios y eliminando cientos de puestos de trabajo de logística, atención, personal de maestranza, seguridad, mandos medios, además del ahorro en gastos fijos.

Desinversión y fuga de capitales

El anuncio de la puesta en venta de Telefónica/Movistar en Argentina y Latinoamérica por parte de su casa matriz en España, que se encuentra fuertemente endeudada, ya lleva más de un año. Esa fue la señal para profundizar este desguace y vaciamiento mientras la patronal busca un comprador en un contexto adverso donde nadie compra una empresa que se encuentra en dicho proceso. La patronal aprovecha para seguir fugando las ganancias del país sin necesidad ni obligación de invertir en un servicio declarado público, estratégico y esencial, sobre todo en el contexto de la pandemia.

A los trabajadores/as de las Oficinas Comerciales les plantean que sigan con el teletrabajo y que serán reubicados pasando a la atención telefónica del 112 comercial o el servicio técnico, mientras en esos sectores y en las oficinas comerciales que van quedando se presiona con exigencias de productividad a través de los gestores, supervisores y líderes para aumentar los ritmos de atención, los objetivos, las ventas, en medio de una desinversión cada vez mayor.

Que Foetra, Fattel y Foeesitra se pronuncien e intervengan

En muchos casos estos anuncios de cierre fueron realizados por coordinadores y representantes sindicales antes que la empresa. Es claro que este ajuste solo puede avanzar por la vista gorda de la burocracia sindical que se niega a convocar las asambleas y enfrentar esta política, porque forman parte del «pacto social» que integran junto a las centrales sindicales (CGT y CTAs) con el gobierno y las empresas; mientras, entregan el salario y las jubilaciones firmando paritarias y convenios a la baja que aumentan la jornada laboral con salarios por debajo de la inflación y la canasta familiar.

Pongamos en pie a los trabajadores

La atención presencial de las Oficinas que cierran en muchos casos se termina derivando a «agentes oficiales» (pseudo oficinas comerciales/franquicias) o «call center» con trabajadores precarizados o fuera del convenio telefónico. Frente a esta situación, desde la Naranja llamamos a enfrentar esta situación poniendo en pie la organización independiente de los trabajadores para defender todos los puestos, mejorar las condiciones de trabajo y evitar los cambios compulsivos de tareas y el cierre de sucursales.

La convergencia tecnológica plantea la aplicación del «Convenio histórico» de la Fija CCT 547/03-E de Foetra a todos los trabajadores de las móviles. Basta de flexibilización laboral. Plenario de delegados con mandato y asambleas para discutir la situación de la empresa y de cada oficina y sector. Hay que parar el desguace y vaciamiento de Telefónica/Movistar.

 

También te puede interesar:

Las conducciones sindicales y el gobierno miran para otro lado.
Los negocios de las compañías españolas, garantizados por Alberto Fernández.
Hoy tuvo lugar una concentración de Foetra frente a las oficinas de la calle Florida.