16/07/1998 | 593

No al procesamiento de los luchadores de Atlantida

Avanza la campaña de solidaridad

La lucha de los trabajadores despedidos de la Editorial Atlántida no termina. Por el contrario vuelve a tomar el mismo entusiasmo y organización que nos hermanó un año atrás, cuando la consigna era no al cierre y las comisiones del fondo de huelga visitaban a las innumerables comisiones internas para pedir la ayuda solidaria. Hoy retoma vigencia con otra consigna no menos importante: No al juicio penal a los trabajadores de Atlántida, no al desafuero de Néstor Pitrola, y nos moviliza nuevamente para tomar contacto con esos compañeros que nos ayudaron a mantener 80 días de lucha contra la podrida patronal del negrero Vigil.


El lunes 6 de julio la comisión solidaria contra el juicio penal se hizo presente en la puerta de Siderca, en Campana. En la misma ciudad que días antes, después de tener la primer audiencia, nos vio movilizados y denunciando por todos los medios la complicidad de Vigil con la Jueza Andreini para procesar a los trabajadores que defendieron sus puestos de trabajo. La recepción de esa manifestación se vio claramente entre los trabajadores de Campana y especialmente entre los trabajadores de Siderca, que al vernos en la puerta de su fábrica se acercaron con su colaboración económica; y un permanente aliento de lucha para terminar con el atropello patronal que, de la mano del gobierno de turno, nos quiere meter la flexibilidad laboral para terminar de aniquilar las conquistas obreras y procesar a los que luchan por mantenerlas. Hoy como ayer la lucha de los trabajadores de Atlántida es la lucha de todos. Respuestas como la de los trabajadores de Siderca nos dan más fuerza para continuar con la campaña de pronunciamientos, con la campaña económica y la permanente difusión de esta nueva truchada de Vigil.


Con este compromiso de lucha seguiremos visitando a comisiones internas y compañeros de base como ya lo hicimos en Ford y en Mayko, con igual resultado que en Siderca, para extender la campaña por la anulación total de las causas penales y contra el desafuero al compañero Néstor Pitrola.