22/07/2004 | 860

Otra burocracia barrida

El jueves 15 se realizaron las elecciones de Comisión Interna de Astilleros Río Santiago (ARS). Se impuso por 904 a 729 votos la Lista Negra sobre la burocracia Blanca que dirige ATE-Ensenada (y dirigía la Interna).


De la Lista Negra participan las corrientes de la izquierda que integran la “Fiscalizadora” (CCC, MST, PTS), activistas elegidos en las secciones, y también elementos pertenecientes a las viejas burocracias desplazadas. El PO votó esta lista. Esta derrota de la burocracia del PJ en el ARS es parte del proceso más general de recuperación de los sindicatos que tiene lugar en todo el país, con jalones en la expulsión de la burocracia de ATE Río Turbio, la recuperación de seccionales docentes en Buenos Aires y Santa Fe, la “tercera vuelta” en el Soip, y la conformación de la lista unitaria en Ctera.


Las elecciones y su resultado están inscriptos en un proceso de lucha salarial y de defensa del convenio colectivo, iniciado a fines del año pasado, que se abrió paso por el empuje de las secciones de la fábrica que reclamaban la incorporación al básico de los 150 pesos conquistados en el 2002. La burocracia Blanca, aliada con la gerencia de la fábrica, se jugó a fondo para esterilizar este reclamo e impedir la confluencia del ARS con la lucha salarial del conjunto de los estatales, aislando a la fábrica de los paros y movilizaciones. La fábrica votó contra la burocracia metida en los negociados y afanos de la patronal, y responsable del avance de la flexibilización laboral en el ARS.


Ha sido barrida la burocracia comprometida directamente con los “negociados” a los que dio lugar la reactivación exportadora. Pero la Intervención provincial ha mostrado en forma inmediata sus cartas: “competir” a base de flexibilización y salarios devaluados.


El programa de los trabajadores es claro: apertura de las cuentas y control por parte de los trabajadores de los ingresos y egresos del ARS, y Plan de Construcciones Navales bajo control obrero. Contra la flexibilización laboral y la desocupación: cumplimiento del convenio colectivo, aumento de salarios acorde a la canasta familiar, pago inmediato de todas las deudas a los trabajadores, incorporación de los 600 contratados a planta permanente, ingreso de los hijos de los trabajadores que están en lista de espera y de los alumnos de la escuelas del ARS, extensión de la Bolsa de Trabajo a todos los desocupados de la región.