19/10/1993 | 404

Paliza a la burocracia

Por Ch. R.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS) resolvieron, semanas atrás, la aplicación estricta de la “ley de seguridad e higiene” en una fábrica que, entre otras cosas, carece hasta de agua potable. Fue la forma también de impulsar un movimiento de lucha por $ 200 de aumento, la estabilidad laboral y la reactivación.


La Subsecretaría de Trabajo provincial resolvió, en respuesta, decretar una “conciliación obligatoria” , y la burocracia menemo-duhaldista de ATE Ensenada convocó de apuro a una asamblea para intimar su aceptación.


La asamblea fue un fiasco rotundo para la burocracia, porque la moción fue rechazada por el voto aplastante de toda la asamblea general. El papelón de la burocracia duhaldista fue mayor, si se tiene en cuenta que quiso repetir el “voto del 3 de octubre” (la asamblea se realizó 48 horas después de la elección).


Una asamblea posterior  que se hizo el viernes 8, en la que se resolvió preparar una marcha a la gobernación, puso de nuevo en evidencia la resistencia de los trabajadores al vaciamiento que se esconde detrás de la reciente “provincialización”. El futuro del ARS es todavía más incierto que antes del traspaso a la provincia. El buque Trans-Ona, cuya terminación daría trabajo a gran parte del ARS, sigue oxidándose en las gradas, mientras el Ministerio de Economía se aprestaría a “indemnizar” a la empresa naviera con seis palos verdes. No existen planes ni proyectos para reactivar la planta. Duhalde se niega a firmar un acta de estabilidad laboral para los 1.100 compañeros. “Escudándose” en el traspaso, el gobierno provincial desconoce todo “compromiso” anterior en materia de aumento salarial.


El traspaso prevé, también, la liquidación del sindicato, pues según el artículo 20 del decreto de Zona Franca La Plata “todo tipo de personería que tenga validez dentro de la misma debe ser separada de las personerías que tengan vigencia en el territorio nacional”.


Sigue planteada una lucha a muerte en defensa del ARS. La burocracia duhaldista (Azul y Blanca, dirección de ATE Ensenada), está hoy más aislada que nunca. La asamblea ratificó que toda negociación con el gobierno debe hacerse con la participación de la Comisión Interna del ARS. La política que siga la CIR y el Cuerpo de Delegados tiene, en estas circunstancias, una importancia crucial.


Planteamos:


1. No a la inclusión del ARS en la Zona Franca, reactivación y estabilidad laboral para los 1.100 trabajadores.


2. Movilización popular para exigir la reanudación de los trabajos ya iniciados.


3. Aumento de emergencia de $ 200 para el ARS y todos los estatales. Ganar la calle. Por un paro con concentración en La Plata por todos los reclamos, a partir de ATE, gremio al que los “ceteístas” han  rebanado y partido en ramas y “jornadas” , para aislar la lucha del ARS de la de los hospitales y la administración pública.