30/04/2021

Pandemia sanitaria, económica, y sindical en el gremio bancario

Sin protocolos y sin vacunas.
Por Corresponsal Tribuna Bancaria.

Los más de 12 mil bancarios contagiados y alrededor de 50 fallecidos a nivel nacional evidencian el fracaso estrepitoso de la política sanitaria oficial. Y deja en evidencia la ausencia absoluta por parte de la dirección sindical de nuestro gremio, que deja actuar impunemente a las patronales exponiendo a sus trabajadores y a usuarios. A lo largo de todos estos meses la conducción del sindicato se ha empeñado más en poner en hombros de los trabajadores la mochila del cuidado que exigir el cumplimiento de las condiciones sanitarias necesarias. Sistemáticos comunicados con recomendaciones higiénicas pero escasa o nula actividad en los lugares donde el protocolo de seguridad e higiene no se cumple. Recordemos que, dicho protocolo, no es más que una «guía de recomendaciones» validada por el Ministerio de Salud.

Los bancarios hemos trabajado sábados y domingos, ampliando durante semanas el horario de atención y prestando tareas en condiciones que no contemplan el más mínimo resguardo de la salud. Compañeros tercerizados de maestranza y seguridad oficiando de barrera de contención en la puerta de las sucursales atajando largas filas de clientes, controlando turnos y tomando la temperatura. Debemos denunciarlo, los bancos son un foco de contagio que expone a trabajadores y clientes.

Luego de un año trabajando en estas condiciones seguimos denunciando el incumplimiento de la división en equipos de trabajo (burbujas rotativas), lo cual es crucial y necesario desde el inicio de la pandemia para minimizar la exposición de trabajadores. Bajo el silencio cómplice de La Bancaria los bancos se manejan a sus anchas, trasladan trabajadores, omiten el aislamiento en casos sospechosos, y desconocen licencias para el personal de riesgo y de padres al cuidado de sus hijos.

El planteo más descabellado de este pedido se presenta cuando Palazzo pide a las cámaras bancarias que “compren vacunas” para los trabajadores. No nos dejemos engañar, ese pedido intenta desesperadamente desligar de responsabilidad al Estado, sin exigir a Nación ni a las provincias que contemplen la esencialidad de nuestra actividad para poder acceder a la vacuna; asimismo se desliga él de la responsabilidad que la cabe al gremio de exigir las condiciones de bioseguridad que no se están aplicando, las cuales deben son imprescindibles con vacunas o sin ellas. Al mismo tiempo se contradice con las declaraciones de funcionarios como Cafiero o el propio Axel Kicillof que declaró que “con el nivel de escasez que hay, cualquiera que salga al mercado a comprarlas va a conseguir para vaya a saber qué mes. Dado que todos los laboratorios prefieren negociar con gobiernos nacionales” (Télam, 08/04).

Como contrapunto a este absurdo desde Tribuna Bancaria adherimos a la campaña del Frente de Izquierda – Unidad para garantizar la provisión de vacunas, proponiendo una salida para salvar vidas en lugar de priorizar el negocio privado. Llamamos al conjunto del gremio a firmar el petitorio por la inmediata intervención bajo control de profesionales y trabajadores, de la planta mAbxience del grupo Sigman en el parque industrial de Garín en la provincia de Buenos Aires, que se declare de utilidad pública y se liberen las patentes para que todos los laboratorios puedan producir en masa la vacuna.

Paritaria y avance patronal

En el plano económico la pandemia ha generado estragos. Miles de puestos de trabajo se han perdido y las suspensiones y recortes de horas proliferan por todas las industrias. Mientras que no hay dinero para subsidios de emergencias o IFE, si lo hay para el FMI.

Las y los bancarios tenemos ahora la segunda cuota de nuestro aumento salarial que va a quedar por debajo de la inflación anual, a la luz de los últimos índices publicados. El sindicato acató la pauta impuesta por el gobierno para mantener la vara de aumentos por debajo de lo trazado en el presupuesto anual y así lograr un efecto contagio en el resto de lo gremios cuyas burocracias sindicales firman paritarias a la baja buscando contener a trabajadores esenciales como las y los médicos y enfermeras/la con salarios de hambre. La contracara de esta impostura es la enorme lucha que está llevando adelante el personal de la salud en la provincia de Neuquén. Así como lo hace por su parte la docencia de CABA en defensa de la salud.

El sector bancario y financiero es de los pocos que no se ha visto resentido por la pandemia y continúa con ganancias siderales que son inmunes al Covid. Mientras que sus trabajadores ven disminuido diariamente el poder adquisitivo de sus salarios como resultado de la inflación y los tarifazos (transporte, servicios, prepagas, etc). Las cámaras bancarias con el aval del BCRA, imponen la rebaja del ROE (12,6% en Abril) de la cual nada reclama el sindicato. Nada dice Palazzo sobre exigir un plus por viáticos para el personal presencial para reducir el uso del transporte público (el foco más elevado de contagio) . Tampoco exigen el pago por conexión y gastos de servicios para quienes realizan homeoffice. No dice nada La Bancaria  sobre los despidos encubiertos que crecen en la banca privada, cierres de sucursales, las violaciones al convenio colectivo, tercerizaciones (sobre todo en la banca pública como Nación Servicios y Provincia Net), sobre despidos persecutorios como en Credicoop, nada hace el sindicato ante el  terrible despliegue de maniobras patronales de todo tipo, que aprovecharon el contexto y la plancha de la burocracia palazzista.

Organicemos la salida a esta crisis

Es necesario un plan de lucha para enfrentar esta política y mantener todos los puestos laborales y defender el convenio colectivo. Vamos por un plenario de delegados/as de base, mandatados por asamblea, de todo el gremio. Vacunas para [email protected], apoyemos el proyecto de ley del FITU. Implementación de protocolos en todos los bancos, respeto de licencias contempladas, división en equipos de trabajo, pase a planta de tercerizadxs.

 

 

También te puede interesar:

El virus se extiende a las provincias del interior.
El distrito ya no tiene camas disponibles para pacientes con coronavirus y tampoco posibilidad de derivar.
El intendente Gay y Kicillof acuerdan pasar a fase 3 en medio de un récord de muertes por Covid-19.
La crítica situación se paga con la vida de los trabajadores
Un gobierno en “stand by” ante la catástrofe sanitaria en curso