18/12/2008 | 1068
Papeleros de Zárate

Campanita: Ni despidos ni rebaja salarial

La patronal de Campanita ya anunció en noviembre la reducción de horas de trabajo. Con básicos miserables (10,31 pesos la hora para la máxima categoría), la patronal impuso un régimen de «esclavitud voluntaria», pagando los domingos al 200 por ciento. El recorte de horas dominicales -que se vienen haciendo desde hace años- significa una rebaja salarial del 40 por ciento.

En respuesta, un duro quite de colaboración hizo caer la producción a la mitad. Se sumaron hasta los compañeros de fabricación, no afectados por la reducción. La empresa recurrió a tres días de lock-out y despidió a 26 compañeros. Los trabajadores cortaron el acceso a su propia planta y a la obra de Atucha II. En 45 minutos, el ministerio decretó la conciliación con los despedidos adentro.

Pero la conciliación es asimétrica y trucha, porque a los trabajadores no se les devuelve el poder adquisitivo de su salario, que pasó a quincenas de 800 pesos.

La «conciliación» fue prorrogada hasta el 16 de diciembre. La empresa aprovecha el tiempo a su favor al acumular producto terminado. Hay aprietes para que los compañeros arreglen.

El martes 9 se hicieron elecciones y se completó el Cuerpo de Delegados. La CGT y la CTA deben convocar a acciones y paros de solidaridad, porque todos los papeleros van a estar en situaciones parecidas en los próximos meses.

También te puede interesar:

Hablaron Romina Del Plá y Néstor Pitrola.
Un convenio flexibilizador acordado con la burocracia
Desde Siderca, Romina Del Plá cruzó al presidente por apoyar la agenda de reforma laboral.
La multinacional japonesa se juega a modificar el convenio de los mecánicos para aumentar la producción.
Aumento de la producción y extensión de la semana laboral.
El joven trabajador murió a causa de la negligencia patronal.