Sindicales

16/12/2010

|
1159

Papelón en el Inti

La Junta Interna verde (michelistas, morenistas y kirchneristas) no quiere debatir sobre trabajo tercerizado por miedo a quedar expuesta.

Para el martes 14, en el marco de la campaña por el juicio y castigo a los asesinos de Mariano Ferreyra y contra las tercerizaciones, desde la Agrupación La Naranja del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) habíamos organizado una gran mesa debate en el Auditorio del Instituto sobre el trabajo tercerizado. Iban a participar Jorge Altamira (Partido Obrero), Enrique Martínez (presidente del Inti) y Horacio Meguira (director del Departamento Jurídico de la CTA), contando con el compromiso de todos los oradores desde hacía más de 25 días.

Sorpresivamente, a pocos días de la charla, recibimos una nota de la Junta Interna (una junta interna integrada no sólo por los verdes de Micheli, sino también por el MST, Opinión Socialista y la Darío Santillán) en la cual anunciaban que no vendrían a la charla y que tampoco lo haría Meguira. Alegaron que Martínez sería el gran responsable de que haya trabajo tercerizado en el Inti -en referencia a los compañeros de la Cooperativa Santa Rosa- por lo que no se sentarían con él. Además, se jactaron de estar llevando a cabo una gran lucha por el pase a planta de dichos trabajadores. Como consecuencia de este tironeo, que habría llegado hasta la cúpula de la CTA, Meguira terminó desistiendo del debate, con lo que dio lugar a la posición de la Junta Interna ATE-Inti, la que ya había dicho que no en su nombre.

La (im)postura de la Junta Interna refleja lo peor del cinismo de la burocracia sindical: la Cooperativa Santa Rosa nació como producto de un acuerdo entre Martínez y la Junta Interna actual. Desde entonces, durante ocho años, sus trabajadores fueron sometidos a un régimen de servidumbre, cuya dirección siempre estuvo ligada a la propia Junta Interna. El salario de bolsillo de estos trabajadores no ha superado los 1.600 pesos, contrapuesto a una facturación al Inti muy superior. Todo intento de organizarse ha tenido por respuesta aprietes, cuando no despidos.

En consecuencia, la JI no quiere ir al debate por temor a que quede en evidencia su responsabilidad central en la situación de estos trabajadores. Si no fuera así, ninguna interna que estuviera luchando de verdad se perdería la posibilidad de debatir públicamente acerca de lo que dice estar luchando en contra. Vale agregar, que el proyecto de pase al Instituto de los Trabajadores de limpieza propuesto por la Interna de ATE-Inti somete a los trabajadores a un período de prueba y los mantiene como monotributistas, por lo que parece apuntar más a tapar algún chanchullo en todos estos años de licitaciones y negocios que a defender los derechos laborales de los compañeros. Horacio Meguira, quien se baja del debate desilusionado por la reducción a “mínimas expresiones de rencillas domésticas”, debiera replantearse el verdadero ángulo que generó su desilusión.

Martínez, ante la realidad del debate, también nos anunció que no participaría de la mesa. Un debate mano a mano con un representante de una oposición clasista y luchadora, en el cuadro de una gran crisis del régimen político del que es parte Martínez, sin lugar a dudas dejaría más al desnudo los problemas de la tercerización y las contradicciones del kirchnerismo que el falso teatro verde-morenista de la Interna.

Desde la Agrupación Naranja del Inti, seguiremos en el terreno de la lucha sindical y política peleando por el pase a convenio de los compañeros de la cooperativa, con el mismo salario y derechos de los demás trabajadores del Inti. También por el pase a planta, por un salario igual a la canasta familiar y por mejores condiciones laborales de todos los trabajadores del Inti.