29/06/2000 | 671

Para privatizar, De la Sota quiere liquidar el convenio

El gobierno de De la Sota se ha fijado la estra­tegia de anular al Sindicato de Luz y Fuerza para privatizar Epec. Es que la privatización depende de la previa liquidación del convenio colectivo de trabajo.


Para esto, De la Sota ha advertido: si el gremio no “baja el nivel de confrontación”, la alternativa es “que se genere un nuevo sindicato, siguiendo la experiencia exitosa de la ex Dirección de Agua y Saneamiento (DAS), con el cual deberán tratar los nuevos inversores” (La Voz del Interior, 24/5). De la Sota pretende repetir la experiencia que le dio buen resultado a Mestre. Pero si se repite eí hecho con la Das, los trabajadores que no entren a la em­presa serán recolocados en distintas dependencias públicas, con lo que pierden el convenio y sus dere­chos adquiridos.


La directiva de Luz y Fuerza no ha salido a en­frentar esta amenaza. Desde la aprobación de la privatización, el gremio está paralizado y la directi­va, dividida. Los reclamos de varios delegados de convocar a una asamblea general son desoídos, a la par que se denuncia que la obra social registra un déficit de 7 millones de pesos y el cierre de la farma­cia sindical.


La asamblea general está a la orden del día porque se impone fijar una orientación para inter­venir de conjunto: 1) defensa incondicional del con­venio colectivo; 2) rechazo de la política de retiros voluntarios; 3) derogación de la ley privatista; 4) defensa de la organización sindical; 5) incorpora­ción de los actuales tercerizados al convenio de Luz y Fuerza y rechazo de nuevas tercerizaciones.

También te puede interesar:

Enfrentemos el ajuste votando a la lista 15 en docentes, y 14 en no docentes.
Sobre el decreto que restringe la "libre elección de las obras sociales".
El sistema de salud en el ojo de la tormenta.
Una trayectoria con denuncias de negociados, corrupción y narcotráfico.
El fallo contó con el voto favorable de dos exfuncionarios de gobiernos del PJ.