01/09/2016 | 1426

Paramos con todo el 24

Ahora, paro y movilización el 2
secretaria general de la AGD-UBA


Con un acatamiento de alrededor del 80%, las 26 asociaciones de base de la Conadu Histórica se sumaron al paro nacional docente.


 


Con muchas facultades que recién están retomando las clases luego del receso invernal, y a pesar de la falta de tiempo para lograr su estructuración, la respuesta fue contundente. En la UBA tuvo altísimo acatamiento en los colegios preuniversitarios, y muy importante en las unidades académicas de mayor organización; lo que dio cuenta de que, al igual que sucedió en muchas otras universidades, la respuesta de los docentes tuvo un altísimo componente político, sirviendo como vía de expresión del rechazo al ajuste general que están descargando el gobierno nacional y los provinciales.  


 


Más allá de los reclamos particulares que sumamos a la convocatoria del paro (aplicación del convenio colectivo de trabajo, salario para los ad honorem y derogación de la ley de educación superior), la reapertura de las paritarias es también un eje para los universitarios. A pesar de los valores de la negociación salarial, la inflación y el tarifazo vuelven a plantear el reclamo. En la última paritaria conquistamos una reunión evaluadora y de seguimiento inflación/salario para el 29 de setiembre, junto al reclamo de reapertura en  muchos mandatos aparece el pedido de adelantamiento ya, así como la unificación de las cuotas pendientes.


 


Respecto a la Marcha Federal, el debate entre los secretarios generales de la Conadu Histórica fue demostrativo de los distintos bloques políticos. Por un lado, los alineados detrás de Godoy ante el estallido de la CTA Autónoma quedan en el inmovilismo, no distinguiendo entre convocatorias de aparatos políticos y las que objetivamente pueden servir de vías de movilización a los trabajadores. Mientras, el sector K defiende marchar pero sin paro: ¡no vaya a ser que la convocatoria se le escape de las manos a los organizadores! La Naranja, que viene planteando la necesidad de los trabajadores de un plan de lucha nacional y del paro activo para quebrar el ajuste, está impulsando la convocatoria a la marcha y el paro activo sobre la base de la delimitación política de sus convocantes, bajo la comprensión que no habrá ninguna batalla real contra la ofensiva que hoy sufrimos bajo el seguidismo a quienes también nos ajustan y que han gobernado privilegiando intereses de la “patria contratista” y de grupos económicos contrarios a los intereses populares. Por eso, en AGD-UBA y Luján impulsamos sumarnos con paro a la columna independiente que se movilizará el 2 a Plaza de Mayo, con un programa de salida de conjunto para la clase obrera.