15/06/2021
Río Negro y Neuquén

Paritaria de poda: “Acá hay una tomada de pelo del gremio y la política”

Entrevistamos a rurales organizados de Villa Regina ante la paritaria que negocia la burocracia de Uatre y la patronal.

“Miren compañeros y compañeras rurales, acá hay una tomada de pelo del gremio (Uatre) y la política”, manifestó a Prensa Obrera un trabajador rural organizado de Villa Regina en medio de la negociación paritaria del sector poda entre Uatre y la patronal frutícola, conformada por la Cafi (Cámara Argentina de Fruticultores Integrados) y la Federación de Productores Frutícolas de Río Negro y Neuquén, que no ofrece al conjunto del movimiento obrero del sector certezas ni porcentajes.

Dicha declaración se replicó en varios posteos en las redes sociales donde se puede ver una imagen de Cristina Kirchner, presidenta de la Cámara del Senado de la Nación, y Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, luego de haber convalidado el 40% de aumento para senadores y diputados nacionales: es decir, también para ellos mismos (percibirán unos $300.000 por mes), mientras los y las trabajadoras rurales cobran salarios que no superan en promedio los $35.000, y sigue sin reconocerse la zona desfavorable.

Es que luego de un año y medio de iniciada la pandemia, el sector rural de Río Negro y Neuquén, que fue declarado esencial por el gobierno nacional y los provinciales de Río Negro y Neuquén, viene teniendo una experiencia acelerada con las políticas impuestas por los partidos gobernantes. Quienes niegan de conjunto derechos elementales, como un salario digno, el plus del 40% de zona desfavorable o vacunas. Son los partidos que gobiernan en el país, mientras a la par se llenan de privilegios y sueldos extraordinarios. Sí sumamos que aplican tarifazos, imponen paritarias a la baja y subsidian con dinero y maquinarias a la patronal frutícola, se entiende porque hablan de una tomada de pelo.

De hecho perciben que la paritaria puede viajar a Buenos Aires otra vez, debido a la parálisis de la actual dirección de Uatre, que luego de un año y medio ha salido a denunciar que la delegación del Ministerio de Trabajo de la Nación en Fiske Menuco (General Roca) está cerrada, una denuncia nada casual. “Las últimas paritarias han viajado a Buenos Aires y el Estado define qué porcentaje nos dan, siempre a favor de la patronal”, comenta otro trabajador rural, y agrega: “Hoy los reclamos son muchos: salarios dignos, la zona desfavorable, vacunas, una obra social que nos cubra y el acceso a la vivienda”.

“Nuestro secretario general, Pablo Cariman (Villa Regina), sale en la radio tartamudeando porque sabe que están negociando a nuestras espaldas con el gobierno y la patronal, salarios que nos dejan en la pobreza”, manifestó un trabajador rural de más de 35 años de antigüedad. Además, recuerdan que “los secretarios cobran buenos salarios y el 40% por zona desfavorable, pero no están a la altura de nuestras demandas”.

Por eso desde hace más de un año este sector combativo y anti urocrático de rurales viene exigiendo la renuncia del secretario, la apertura de los libros contables de la seccional y la obra social, y nuevas elecciones.

Por asambleas democráticas para debatir la situación y salir a las calles con un plan de lucha por un salario igual al costo de la canasta familiar, por el 40% por zona desfavorable, por vivienda y vacunas. Fuera la burocracia de Uatre. Por una salida independiente de los y las trabajadoras.

También te puede interesar:

Obreros/as y organizaciones caminarán varios kilómetros desde la fábrica hasta el juzgado y Legislatura.
Impulsamos medidas de lucha contra esta injerencia imperialista.
Empleo estacional y pago a destajo.
En momentos de mayor producción y precios.
Carlos Burgos presidente de la Comisión de Fomento desaloja por la fuerza a la familia Sepúlveda