04/05/2021

Paritaria estatal: Juntas Internas de ATE convocan a luchar por el salario

Las y los trabajadores estatales realizaron una conferencia de prensa frente a las puertas del Indec.

Fotografía Pepe Muinelo (archivo)

Este miércoles 5 de mayo a las 12 horas tendrá lugar una conferencia de prensa en las puertas del Indec, convocada por una decena de Juntas Internas nacionales de ATE, con el objetivo de denunciar el ajuste sobre los salarios estatales y anunciar una acción de lucha en las puertas del Ministerio de Economía por la recomposición salarial del 40% (en concepto de lo perdido desde diciembre de 2015 a la fecha), el ajuste mensual por inflación para la paritaria 2021/2022 (cláusula gatillo) y el fin de la precarización laboral.

La convocatoria realizada por ATE Indec y Juntas Internas y agrupaciones de sector -como las del Ministerio de Economía, Trabajo, Incaa, Senasa, Cultura, Conicet, Educación, Inti y Enacom, entre otras- tiene lugar en un momento crucial: la crisis al interior de la coalición gobernante en torno a la disputa entre el Ministro de Economía, Martin Guzmán y el subsecretario de Energía, Federico Basualdo, ha puesto de relieve la magnitud del ajuste sobre los salarios de la administración pública:

“Peor les fue a los salarios públicos, que se encaminan a tener el cuarto año consecutivo de ajuste real. De menor poder de compra. En ese caso, el ajuste real fue del 14% interanual -también entre enero y marzo- ya que mientras los sueldos de la administración pública crecieron 14,5%, la inflación del último año resultó del 42,6%.” (iProfesional, 04/05)

Previo a la convocatoria, ATE Indec difundió un estudio en el que relevaron la pérdida del poder adquisitivo de los estatales nacionales: la misma arrojó un 40% desde diciembre de 2015. A su vez, en un estudio posterior, relevaron que la Canasta de Consumos Mínimos en el AMBA es de $93.000. Estos planteos fueron la base de la autoconvocatoria, junto al reclamo del pase a planta permanente.

A su vez, la lucha de las y los trabajadores de la salud de Neuquén, que cuestionaron el acuerdo suscripto por ATE y UPCN y que luego de casi sesenta días de lucha conquistaron el 53% de aumento que terminó arrastrando al conjunto de los estatales provinciales, fue sin dudas un antecedente decisivo para esta autoconvocatoria de Juntas Internas nacionales: no es una simple reedición de la que tuvo lugar en octubre del 2020, sino que ingresa con una experiencia recorrida y a la luz de un nuevo escenario de luchas en el movimiento obrero.

El debate por la responsabilidad de las conducciones del sindicato ha ocupado un lugar importante en las reuniones preparatorias: la integración de ATE Nacional (la verde de Cachorro Godoy) y de ATE Capital (la Verde y Blanca de Catalano) al gobierno nacional han llevado a ATE a una completa parálisis, no hay ningún tipo de instancias de deliberación, mucho menos iniciativas de lucha.

En el caso de la Verde y Blanca, dirigen la seccional Capital y tienen la mayor representación sobre los estatales nacionales: también dirigen la seccional Neuquén, de la mano del burócrata Carlos Quintriqueo, quien despectivamente bautizó al movimiento autoconvocado como “elefante”. El último pronunciamiento de Catalano fue el pedido de que vuelvan los aplausos para los trabajadores de la salud, luego de firmar junto a Sutecba la paritaria municipal del 30% que ofreció Larreta. La CTA de los Trabajadores a la cual están adheridos aceptó el aumento del 35% para febrero de 2022 en el salario mínimo, lo cual lo dejará por debajo de la línea de indigencia.

Por parte de la Verde, Cachorro Godoy carga en sus espaldas haber firmado la paritaria en diciembre de 2020. En Neuquén, como parte de la oposición a la Verde y Blanca, apoyaron el paro desde la CTA Autónoma de la provincia, pero no han hecho ninguna convocatoria nacional desde ATE para apoyar el conflicto, mientras su principal dirigente en la provincia de Buenos Aires, el “Colo” Isassi, lanzó su campaña como diputado en las listas del Frente de Todos. La CTA Autónoma, de la cual son parte central, se abstuvo frente al aumento del 35% en el salario mínimo, sin realizar ninguna medida de lucha, como si lo hizo el Plenario del Sindicalismo Combativo.

Ninguna de los dos variantes de las direcciones de ATE prepara la lucha por la paritaria de los estatales. Al igual que UPCN, se han integrado al pacto social junto al gobierno en función del acuerdo con el FMI y los acreedores. De esta forma preparan una nueva entrega de nuestro salario.

Por ello, esta autoconvocatoria de Juntas Internas puede abrir un canal de lucha. El método del frente único y la independencia política respecto del gobierno, así como un planteo dirigido a la base del gremio estatal, con la exigencia de plenarios de delegados y la necesidad de que ATE y UPCN rompan con el gobierno, son fundamentales para nacionalizar la experiencia de Neuquén y obtener una verdadera recomposición salarial: para obtener un triunfo, hay que señalar y superar a los Quintriqueos de ATE y UPCN.

 

 

En esta nota

También te puede interesar: