08/05/2020

Paro de repartidores de las apps: con el cese de actividades y caravanas se oyó la voz de los riders

El reclamo se extendió por diversos puntos del país. Crece la organización independiente de los repartidores.

Foto: Willy, Ojo Obrero Fotografía

El paro de los trabajadores de las apps de reparto (riders) volvió a colocar en la mesa los reclamos que urgen a este colectivo de trabajadores: el aumento de un 100% en el pago de cada envío; la implementación de medidas sanitarias por parte de las empresas; y la conquista de mejores condiciones laborales, como baños, ART, cobertura médica, entre otras.


La jornada comenzó temprano, desde las 10 hs, y se extendió hasta las 16 hs, periodo en el cual se desarrollaron concentraciones y caravanas de riders en distintos puntos del país. En Mar del Plata se concentraron a unas pocas cuadras de la Municipalidad, desde donde organizaron la movilización hasta la sede de la intendencia. En la ciudad de La Plata la concentración comenzó a las 14 h y nucleó a trabajadores de las distintas empresas de reparto, que luego se dirigieron a la gobernación de la provincia de Buenos Aires. En Córdoba, en el día de ayer, los riders fueron reprimidos por la policía cuando realizaban una concentración pacífica en el centro de la ciudad.




La actividad central tuvo lugar en el microcentro porteño, donde más de 200 repartidores se dieron citan en el Obelisco para luego dirigirse en caravana al Ministerio de Trabajo, donde pudo ingresar una delegación de trabajadores. Allí, fueron recibidos por la secretaria de la Dirección de Relaciones Laborales quien recepcionó la nota donde reclaman las reivindicaciones mencionadas y donde también sumaron el pedido de justicia por los trabajadores Emma y Franco –quienes fallecieron en siniestros ocurridos durante su jornada de trabajo- y la reincorporación de los repartidores sancionados y cesanteados por su adhesión al paro internacional del pasado 22 de abril.



Al término de la reunión se realizó una asamblea donde se informó a los trabajadores de lo obrado. Uno de los repartidores que participó de la delegación manifestó que la acción era una victoria de la organización de base de los trabajadores y que los sindicatos (Asimm, Sucmra, Acri y APP) le habían dado, nuevamente, la espalda a estos reclamos. “Hay un fuerte rechazo al sindicato porque tiene una conducción completamente burocratizada […] responden a la CGT, vienen haciendo todas las tratativas adentro del ministerio [Trabajo] para que pasen las reformas laborales y para que a nosotros nos precaricen más y más” manifestó.


Los trabajadores relatan la agudización de una situación ya de por si crítica. Las empresas (Uber Eats, Rappi, Glovo y Pedidos Ya) no solo desconocen toda obligación con los trabajadores, sino que están amasando importantes ganancias debido a una mayor demanda del servicio producto de la pandemia. A la precarización habitual de los riders se suma ahora el alto riesgo de exposición al contagio de Covid-19, debido a la naturaleza de su actividad y a la falta de insumos y elementos sanitarios. Los repartidores denuncian que ya llevan dos años sin percibir aumento alguno, siendo que ellos cargan con el pago del monotributo y, para quienes trabajan con sus motos, patente, seguro y combustible.




La jornada del día de hoy es un escalón más en un proceso de organización creciente que va gestando un fuerte colectivo de trabajadores, desde las bases. Con el método de la asamblea y la acción directa, los riders se abren camino en su lucha contra las patronales y el Estado, el cual permite a estas operar con toda impunidad.


Esta nueva acción fortalece a este colectivo de trabajadores para las luchas que se vienen.




 

También te puede interesar:

Crecen las movilizaciones de repartidores en todo el país.
Cumplía funciones presenciales siendo grupo de riesgo.
Miembros de su comisión directiva se han integrado con cargos al Ministerio de Seguridad.
En el ciclo de entrevistas de Prensa Obrera, Elías, trabajador de Pedidos Ya!, habló del cuadro de precariedad y riesgos sanitarios y de la lucha que llevan adelante.