28/08/2021

Paro de UTA en larga distancia

Por asambleas para debatir un plan de lucha de todo el gremio.

Desde este mediodía del viernes 27, la UTA inició un paro de 72 horas en transporte de larga distancia, en reclamo por un salario básico conformado inicial de $80 mil (en bruto), lo cual representa unos $62 mil de bolsillo.

Como consecuencia de que hace años la UTA aceptó la fragmentación de la paritaria (y en consecuencia también la flexibilización del convenio colectivo). “corta y media” de la zona AMBA, “interior” y “larga” discuten los salarios de forma separada. En este último sector la negociación estaba paralizada desde finales de abril de 2021, cuando la patronal incrementó los adicionales pero no hubo propuesta de aumento al básico, con el acuerdo de la dirección de la UTA.

El 17 de agosto fue publicada en el Boletín Oficial la Resolución 283/2021 del Ministerio de Transporte, que dispuso un incremento de los subsidios a las patronales de la larga distancia por $1.200 millones. Sobre la base de un aumento de los fondos estatales, acerca de los cuales no existe control alguno, se retomó la paritaria pero tras algunas audiencias las patronales se mostraron inflexibles en dar el aumento, lo cual terminó motivando el paro. Diversos medios periodísticos (como Bae Negocios o Mundo Gremial) informan que el Ministerio de Trabajo estaría por decretar la conciliación obligatoria.

En el comunicado relativo a la medida de fuerza, la dirección de la UTA señaló que la patronal condiciona el aumento salarial a la introducción de una cláusula de flexibilización horaria de la jornada laboral, aunque sin dar precisiones respecto las pretensiones específicas de la patronal. Distintas modalidades de modificación del horario de trabajo son exigidas por las empresas de transporte, en toda la actividad. Entre ellas el horario “cortado” y el banco de horas. Buscan hacer punta en larga distancia para trasladar posteriormente la imposición a toda la actividad.

El incondicional apoyo a los choferes en huelga no debe ocultar que la burocracia sindical de la UTA lanzó este paro sin preparación alguna, ni deliberación en asamblea, dividiendo al gremio y como consecuencia de ello debilitando el reclamo.

El propio planteo de aumento salarial está muy detrás del reclamo por un mínimo igual a la canasta familiar, que hoy supera los $100 mil. Tampoco en el resto de la actividad se alcanzan estos valores, con una paritaria 2021 que apenas alcanzo el 28% de aumento. Por eso, el planteo de reapertura de las paritarias debería abarcar al conjunto del gremio para unificar el reclamo salarial, lógicamente sin ninguna cláusula de modificación del convenio.

Llamamos a todo el activismo del gremio a rodear de solidaridad la huelga de la larga distancia, acompañando este planteo del reclamo de reapertura de paritarias por un básico inicial de $130 mil, asambleas y plan de lucha nacional.

La huelga de los choferes de larga distancia es la señal de largada para una intensa agitación y acciones de lucha por estas reivindicaciones, desde el activismo y los cuerpos de delegados que ya se han autoconvocado en la última paritaria y a su vez para la formación de listas de oposición en todas las empresas.

También te puede interesar:

Importante apoyo a la lista de oposición combativa.
Quebremos el ajuste de la Corte y el gobierno
La reunión del presidente con la burocracia sindical.
Estuvo desaparecido durante 12 horas. Reclamamos su inmediata liberación.