16/03/2000 | 658

Paro en Unión y en Recali, y huelga general en Tintas Letta

Definitivamente, Interpack abrió un periodo de luchas en el gremio Grafico, al calor del cual se formó esta combativa lista Naranja que contra viento y marea ha conseguido su oficialización.


Recali y Agropa, dos tallercitos de las misma patronal, fueron unidos al paro por atrasos en los pagos. Una vez superado ese conflicto pararon en defensa de un compañero.


Talleres Unión, por su parte, fue al pa­ro en defensa de cinco despedidos por ven­ta de máquinas, a dos de los cuales logra­ron reincorporar y al resto les mejoraron las condiciones indemnizatorias. Todo esto en un proceso rico en solidaridad de clase entre ocupados y despedidos que funcionaban en asambleas simultáneas y coordi­nadas en las horas de febriles negociacio­nes con la patronal.


Tintas Letta, al borde del cierre, fue sin embargo a la huelga desde el jueves 2 de marzo por los atrasos en los pagos ante la completa indiferencia del sindicato, que conoce al dedillo la situación.


No tenemos detalles de una lucha en La Ley, aunque llegaron a la agrupación ecos de un enfrentamiento por despidos.


Se trata de reacciones de lucha de enorme importancia, ante la ofensiva ca­pitalista que acompaña la Reforma Labo­ral de De la Rúa. Las patronales preparan ataques todavía más profundos al total de las condiciones de trabajo y de las organizaciones sindicales para encontrar una salida a sus inversiones y a sus crisis y va­ciamientos, basada en la superexplotación obrera.


La actual conducción de Ongaro no está a la altura de semejantes exigencias. El gremio reclama, a través de esta lucha, una nueva dirección. Luchemos por ella exigiendo un inmediato plenario de delegados que mediante un plan de acción ponga un límite a las patronales mediante una acción de conjunto.

También te puede interesar:

Levanta toda una orientación contra los derechos de los trabajadores y los demás sectores populares.
Se trata de un incremento de la productividad en medio de suspensiones, despidos y desinversión.
Nuevas movilizaciones contra la reforma laboral.