09/04/2020

Paro nacional de la carne en repudio a la represión en Penta

Está planteada la continuidad con un plan de lucha nacional por todas las reivindicaciones: salarios, ningún despido, libertad de organización sindical.

La feroz represión que la policía bonaerense descargó contra los trabajadores del Frigorífico Penta, ubicado en Solano (Quilmes), con decenas de heridos y varios trabajadores internados, provocó que la Federación de la Carne convoque a un paro nacional para este lunes.


Los 240 trabajadores venían denunciando un lock out patronal desde el 18 de marzo, el pago de las 3 quincenas de salarios atrasados y la reincorporación de los trabajadores despedidos. La empresa, cuyo dueño es Ricardo Bruzzese presidente la Cámara patronal (CADIF), desvió la faena a sus otros dos frigoríficos en la zona sur del conurbano, y argumentó que cerró las puertas por falta de trabajo, una maniobra artera para desgastar a los trabajadores que reclaman lo justo.


La impunidad patronal incluyó el desconocimiento de la conciliación obligatoria y romper con la obligatoriedad de seguir produciendo en el marco de la cuarentena, dado que es un rubro alimenticio esencial.


De fondo el objetivo de la patronal es prohibir cualquier tipo de organización sindical en la planta, al desconocer a los 3 delegados electos en diciembre del 2019. Los trabajadores denunciaron que tal conducta tuvo esta empresa en otro frigorífico, Arenales, que es parte del mismo grupo ubicado en Esteban Echeverría, donde en 2018 despidió 80 trabajadores y corrió a la comisión interna.

 




Berni y Mayra Mendoza se lavan las manos


Luego de varias ollas populares los trabajadores resolvieron hacer un acampe en los portones de la empresa. La jornada del día anterior había sido una olla popular en la puerta del Municipio donde fueron recibidos por la intendenta Mayra Mendoza que, por primera vez en 3 semanas, se “comprometió” a intervenir. Luego de la brutal represión en la puerta del frigorífico, donde había alrededor de 200 trabajadores de la carne, sus familias y trabajadores que se solidarizan con la lucha, se hizo presente Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, quien dirige la policía. Berni afirmó que no era la orden reprimir, y que de eso se “ocupará” él mismo. Por su parte Mayra se apresuró a sacar un comunicado urgente contra la represión. Pero ninguno da una respuesta al reclamo de los trabajadores, el pago de salarios urgente, la reapertura de la planta, y la reincorporación de los despedidos. Hay que sumar a este pliego, la separación de los responsables de ordenar la represión y de quienes la ejecutaron.



Plan de lucha por todas las reivindicaciones


El paro nacional de la carne del próximo lunes debe ser el comienzo de un plan de lucha por todas las reivindicaciones, y que no se reduzca a una medida aislada de repudio a la represión.


Está planteado reclamar la apertura de los libros de la empresa y un control sobre las otras plantas para que se ponga de manifiesto el desvío de la faena, el pago inmediato de salarios adeudados a cargo del estado en la medida que la empresa no cumpla, la reincorporación de todos los despedidos, y el reconocimiento de los delegados y la garantía de libertad de organización sindical. Ante el cierre definitivo de la planta reclamamos la estatización del frigorífico y que se coloque bajo gestión de los trabajadores.

También te puede interesar:

Más de 600 delegados docentes de la provincia votaron dos días de paro y movilización para el 1 y 2 de marzo.
El Grupo Techint contó con el apoyo del Ministerio de Trabajo, la Justicia y la policía para que se levante la medida de fuerza y poder sacar su producción.
Anunció la modificación del plan jurisdiccional y un nuevo monitoreo de contagios..