10/06/2021

Paro y acampe en Frigorífico La Huella

La patronal mandó una patota con armas contra el acampe obrero. Se trata del mismo dueño que el Frigorífico Penta.

Los trabajadores de Frigorífico La Huella, ubicado en Florencio Varela, denuncian atropellos de todo tipo en esta planta que pertenece a Ricardo Bruzzese, el mismo dueño de Frigorífico Penta, donde hubo un conflicto por cientos de despidos a comienzos de la cuarentena en 2020.

El conflicto se desató con la mala liquidación, que fue la chispa que hizo estallar una situación intolerable, por parte de los trabajadores, hartos de los atropellos de esta patronal superexplotadora. También resonó en la base un fuerte repudio a la representación gremial de planta, lo que llevó a que se elijan nuevos representantes. Así comenzó un paro de actividades desde el lunes, y luego un acampe que aún mantienen con los portones bloqueados.

Los obreros de La Huella denuncian persecución a la organización gremial, cosa que no sorprende por parte del empresario Bruzzese. Sobre 180 trabajadores unos 60 están en negro y cobran $80 la hora; en esta última quincena, algunos de estos trabajadores cobraron $3.500 porque se pagó sobre hora trabajada. También hay denuncias de despidos permanentes e intentos de cierre por parte de la patronal.

Otra vez con patotas

El acampe en los portones del frigorífico fue atacado por una patota armada que arribó al lugar organizados en un micro. Nuevamente, como hizo en Penta, donde Ricardo Bruzzese “atrincheró” una patota al interior del frigorífico para evitar que sea ocupado por los trabajadores, recurre a los métodos de patota con armas de fuego, como denuncian los trabajadores.

El accionar impune de este empresario se apoya en sus vínculos profundos con el gobierno. Durante la última presidencia de Cristina Kirchner lideró el programa “Carne Para Todos”. Luego hizo campaña junto a Mayra Mendoza, la intendenta camporista de Quilmes, en las elecciones de 2019.

Por un paro en todo el gremio

La lucha de La Huella debe ser apoyada y rodeada de la solidaridad por todo el movimiento obrero de la zona. Está planteado un paro de todo el gremio de la carne para quebrar a este matón que es el empresario Bruzzese, amigo del gobierno, que sea un golpe certero a todas las patronales. El conflicto en Penta debe ser tomado como ejemplo. Allí la patronal jugó al desgaste y contó con la colaboración de la policía bonaerense, que reprimió a los trabajadores, y con el Ministerio de Trabajo, que convocó varias reuniones sin ofrecer ninguna salida para los trabajadores.

Desenvolver las fuerzas de todo el gremio sin guardar expectativas en el gobierno puede dar la victoria a estos trabajadores. A rodear de solidaridad esta lucha.

También te puede interesar:

Antonio La Scaleia, funcionario de Scioli, asume como nuevo director.
La disputa electoral desnuda la desidia de Juntos por el Cambio en materia de salud y educación.