06/07/2017 | 1465

Paros en el subte


El Subte levanta presión. A pesar de las dilaciones de la conducción de AGTSyP para lanzar un plan de lucha en regla, los trabajadores muestran los dientes y se preparan para la pelea.


 


Esta semana continúan las aperturas de molinetes en horas pico en las cabeceras de todas las líneas. El viernes 7, el sindicato anunciará en una conferencia de prensa un paro de 5 a 7, para el lunes 10, en todo el subte.


“A cuatro meses de la paritaria vencida, no fuimos convocados hasta ahora por el Gobierno de la Ciudad y Metrovías para abrir las negociaciones”, explica Christian Paletti, delegado paritario y dirigente de la Agrupación Naranja. “Estamos pidiendo una recomposición salarial del 35% y  mejoras en las condiciones laborales ante la muerte de trabajadores”.


 


Hasta ahora, la conducción yaskista del sindicato del subte venía postergando una medida de fondo y promoviendo batucadas y aperturas de molinetes mensuales. En la última reunión del cuerpo de delegados, la predisposición al paro se tradujo en que la mitad de los votos fueron favorables a parar ya, contra la orientación de Pianelli y Segovia, pero éstos lograron una nueva postergación hasta el lunes 10, cuando se tomaría la primera medida de interrupción del servicio, transcurridos 130 días desde la caducidad del convenio. “Como paritario -relata Paletti- fuimos recorriendo el subte recogiendo el planteo de los sectores de la necesidad de ir a una medida de fuerza por las paritarias. Y se reflejó en los mandatos de los delegados”.


 


La empresa retacea la convocatoria a los trabajadores y gana tiempo otorgando sumas fijas en negro. Mientras tanto, negocia con el gobierno la ampliación de los subsidios, el aumento del pasaje y la caducidad de la concesión.


 


Lucha contra la tercerización


 


Por otra parte, las asambleas del taller Rancagua resolvieron un paro el próximo jueves para rechazar la tercerización de tareas.


 


Ocurre que la patronal retiró de la línea una formación para realizar su mantenimiento en una empresa privada. Los trabajadores exigen a la empresa el compromiso de realizar las obras, tomar el personal y proveer los insumos necesarios para que el taller realice la totalidad del mantenimiento de todo el material rodante que circule en la Línea B. Esto incluye el adiestramiento para la atención de nuevas formaciones adquiridas con diferentes tecnologías.

En esta nota

También te puede interesar: