31/10/2017

Perfil, segunda audiencia: un comisario desbarata la acusación del fiscal y la patronal

¡Absolución ya de los compañeros!


La patronal de Perfil ha intentado aparecer frente al juicio a los delegados y miembros de la Junta Electoral interna (bajo la acusación de “atentado a la libertad de prensa” por un paro en defensa de trabajadores despedidos realizado a fines del año 2013) como prescindente ya que la causa fue iniciada “de oficio” por el fiscal ante una denuncia de la empresa de atentado a la libertad de prensa, realizada en diciembre del 2013, con motivo de una huelga en defensa de siete compañeros despedidos.


 


La falsía de esta supuesta prescindencia quedó claramente demostrada ayer, en la segunda audiencia del proceso. Los dos directivos de la empresa que expusieron en ese carácter realizaron un ataque brutal contra los compañeros de la Comisión Interna, incluso incorporando el supuesto delito de “secuestro” que habrían sufrido con motivo de la medida de fuerza de los trabajadores.


 


No hubo que esperar a los testigos de la defensa ni a los alegatos de ésta para demostrar que, detrás de la acusación está la intención patronal de golpear y desarticular la organización gremial y para rebatir toda la patraña armada contra los compañeros. El comisario de la seccional de la zona de la planta de Perfil que, ante una llamada de la patronal, encabezó un operativo el día de la medida de fuerza destacó, ante una pregunta de la defensa, que si hubiera constatado algún delito “hubiera actuado para impedirlo” y que no realizó ninguna comunicación a la Justicia porque el día de la medida de fuerza verificó simplemente una protesta gremial. Y otro tanto surge del informe realizado por los efectivos de Prefectura que participaron del operativo y que testificaron ayer.


 


 


Esto es irrebatible. Si no se constató ningún delito, no corresponde sanción alguna para los compañeros salvo que, como dijo la abogada defensora, Claudia Ferrero, el juzgado entienda que el comisario –el más explícito en su declaración y que manifestó tener 25 años de servicio a fines del 2013, es decir que contaba con una vasta experiencia- hubiera incurrido en falso testimonio por partida doble, ya que lo que manifestó ayer es lo mismo que consta en su informe de hace cuatro años y que está incorporado en el expediente.



Pero hubo un hecho aún más flagrante y grave que fue puesto de manifiesto por los abogados de la defensa y tiene que ver con los vínculos entre la empresa y funcionarios del juzgado. Mientras exponía el primero de los directivos de la patronal, el  abogado penalista que atiende los temas de Perfil mantuvo una fluida conversación, por encima de la baranda que limita el espacio del público, con el secretario del juzgado quien, ante el reclamo al juez por parte de uno de los letrados de los trabajadores, utilizó la excusa de que lo conoce "desde hace mucho tiempo”, como si eso lo exculpara y no lo hiciera sospechoso de una conducta parcial.


 


El broche de la audiencia fue la intervención de León Piasek, ex presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas y letrado del Sindicato de Prensa y de la Comisión Interna de Perfil quien recordó la innumerable  cantidad de veces que debió participar en conflictos provocados por la patronal a lo largo de los últimos años, en especial por ataques a las leyes laborales, el intento de desconocer el Estatuto del Periodista y, especialmente, frente a conflictos derivados de despidos masivos de trabajadores.


 


En relación con este conflicto que se dilucida en el juicio, destacó que tanto el Ministerio de Trabajo como la Justicia habían fallado a favor de los trabajadores, imputado a la empresa una conducta antisindical y exigido a la patronal la reincorporación de todos los compañeros despedidos.


 


El tema es gremial. Fue en ejercicio del legítimo derecho de huelga. Corresponde la absolución de todos los compañeros.


 


Mañana es la tercera audiencia del juicio a partir de las 9. Llamamos a una nueva concentración en la puerta del juzgado, Avenida de los Inmigrantes 1950, en Retiro, enfrente de la terminal de ónmibus para seguir acompañando el reclamo de absolución ya de los compañeros inculpados. 

También te puede interesar:

Se suman adhesiones y pronunciamientos de trabajadores, sindicatos y activistas de todo el país.
A pesar de la presión de las patronales se concretó una medida de fuerza en reclamo de una recomposición salarial.
Vamos con todo al paro del miércoles 9 en defensa de las condiciones laborales de los trabajadores de prensa.