24/07/2014 | 1324

Plenario Nacional de la Agrupación Naranja de docentes universitarios en Tucumán

EXCLUSIVO DE INTERNET

EL 3 de AGOSTO

A casi 20 días de haber firmado el acuerdo salarial con la burocracia de Conadu y Fedun, el gobierno no ha logrado todavía desactivar la lucha de los docentes universitarios.
Pese al Mundial y al receso invernal, la huelga ha continuado en las universidades de Tucumán, Mendoza, Rosario, San Luis y con diversas modalidades en otras. Algunas asociaciones han suspendido la huelga por el receso y los exámenes (Rosario), mientras otras han resuelto continuarla (Luján).

El 8 de agosto, el plenario de Conadu Histórica deberá resolver sobre el no inicio del segundo cuatrimestre, en un cuadro de fuerte tensión general. El 25 de julio, las asociaciones y sectores combativos de las dos Conadu nos reuniremos en Córdoba para coordinar una intervención común en esta nueva etapa.

Trasladando la paritaria a julio, el gobierno había buscado separar el reclamo universitario del reclamo docente general. Ese escenario ahora se le vuelve en contra, pues la docencia de diversas provincias sale a la lucha por la reapertura de las paritarias mientras todavía no ha podido cerrar la lucha universitaria. Pero la tensión no se da sólo con los docentes: un clima de paro nacional crece por todo el país y hasta las propias burocracias de las centrales sindicales amenazan con concretarlo en agosto.

El gobierno que quiere imponernos este acuerdo confiscatorio es un gobierno en crisis y, además, agotado, políticamente en retirada, con su vicepresidente procesado y repudiado socialmente.

No deben perderse de vista estas condiciones a la hora de plantear una estrategia de lucha, que deberá empalmar con una lucha del conjunto de los trabajadores.

Llama la atención, nuevamente, la pasividad de la CTA, que ha dejado correr sin una acción de conjunto más de 50 días de huelga universitaria. Insistimos: la CTA debe convocar un paro activo nacional de 36 horas y un congreso de delegados de base para votar un plan de lucha para derrotar el ajuste.

La irrupción de las bases en la lucha salarial ha significado un duro golpe para la burocracia sindical de ambas CONADUS. Debemos traducir este nuevo cuadro en un reforzamiento del clasismo en el gremio y en la construcción de una agrupación con verdadero alcance nacional. En esa perspectiva, convocamos a un Plenario nacional de la Agrupación Naranja en Tucumán, epicentro de esta lucha histórica, para el 3 de agosto.

Diego Toscano

También te puede interesar:

La provincia de Córdoba con nuevos récord diarios, complicada situación en el interior.
La responsabilidad del Estado de los contagios en unidades penitenciarias.
La jornada cerró con un masivo acto en centro de la ciudad.
Una expresión de un régimen universitario en descomposición.
La ciudad no tenía casos hasta antes de una procesión y misa.