26/04/2001 | 704

Por la unidad de acción contra la provocación y la represión

El martes 17 de abril, se realizó en la sede central de nuestro Partido, una reunión en la que participaron una delegación de la Mesa Nacional de la CTA y una delegación del Comité Ejecutivo del PO. La misma se efectuó por solicitud de la Mesa Nacional de la CTA y por ella concurrieron Víctor De Gennaro (secretario general de la CTA Nacional), Michelli (de ATE Capital), Basteiro (CTA Capital) y Girotti (CTA Capital). Por el PO, estuvieron presentes por la dirección nacional, Juan Ferro, Néstor Pitrola y Rafael Santos, más la compañera Mónica Galván, de la dirección santacruceña del Partido, miembro también de la Mesa Nacional de la CTA y secretaria general del gremio docente (Adosac) y de la CTA de Santa Cruz.


El motivo de dicha entrevista fue aclarar situaciones habidas en la marcha contra el Alca, realizada el viernes 6 de abril pasado. En dicha marcha se produjeron algunos incidentes en el orden de las columnas de manifestantes, lo que llevó a roces entre la columna de la CTA y la del PO. Situación en la que, según el informe de la delegación de la CTA, salieron heridos dos compañeros de la organización de la CTA. De Gennaro y la dirección de la CTA querían que se clarificara la situación que llevó a este desgraciado hecho. A saber: si era una política oficial del PO o no. La dirección de la CTA cree que es hora de estar en la calle, manifestó, y que hay que ‘ilegalizar’ entre los participantes de estas marchas de oposición a las políticas antipopulares, todo tipo de agresión.


La representación del PO, dejó perfectamente aclarado, que los incidentes mencionados no se deben a una política del Partido, sino a una serie de confusiones que se dieron en el transcurso de la misma y que es necesario erradicar mediante el común concurso y organización de todos los participantes en estas marchas. Lamenta y se solidariza con los compañeros heridos, desconociendo hasta ese momento la magnitud de las heridas recibidas por éstos. La coordinación posterior entre los responsables de las columnas de la CTA y del PO, en el transcurso de la misma marcha, demostró que esto es perfectamente posible.


La representación del PO, destacó, asimismo, las provocaciones recibidas frente al Hotel Sheraton, cuando un pequeño grupo de encapuchados comenzó a tirar ‘molotovs’ contra las barreras policiales, luego que pasara la columna de la CTA y cuando comenzaba a pasar la columna del PO. Esto justificó la carga policial y el gaseo contra los manifestantes de nuestro Partido y de otras organizaciones participantes.


El PO coincide, efectivamente, en que el régimen fondomonetarista querrá sacar a las masas de su derecho a protestar y manifestarse en las calles, mediante artilugios legales y/o provocaciones represivas. Y considera que en estas marchas de unidad de acción debe haber una organización central común, que coordine las modalidades de la misma y la seguridad de todos los asistentes contra la provocación y represión policial. Por ejemplo, no debe realizarse ninguna desconcentración de manifestantes, hasta que la última columna no haya arribado al sitio público anunciado. Esto para evitar que los últimos sean pasto de provocaciones represivas.


La reunión saldó satisfactoriamente para ambas delegaciones los problemas originados en dicha marcha. Una delegación del PO participará en un próximo plenario de delegados de ATE, para reiterar los términos vertidos en esta reunión y ayudar a aventar cualquier tipo de sospechas o suspicacias para encarar en acciones comunes.

En esta nota

También te puede interesar: