02/07/1998 | 591

Primera batalla ganada

La industrial y portuaria ciudad de Campana se transformó en la mañana del lunes 29 en un nuevo capítulo del escenario de la lucha de clases que se erigió en torno a la gran huelga de Atlántida.


Acto 1. A las 9 horas en punto, los abogados del prestigioso estudio patronal-penal de Fontán Balestra —que junto a Funes de Rioja pilotearon a Vigil y la Donnell contra los trabajadores de Atlántida— salen y entran de las dependencias más íntimas —desconocidas para nosotros— de la justicia penal de Campana, a la espera de la indagatoria a 10 dirigentes de la huelga, incriminados por «usurpación de propiedad, daños y resistencia a la autoridad y privación ilegal de la libertad».


Acto 2. Desde esa misma hora , una manifestación de casi 100 compañeros conmociona la sede de justicia penal. Los inocentes cánticos por «libertad a los compañeros, que se lleven a Vigil negrero», «a los compañeros la libertad, a los asesinos perpetua ya» y otros, se interrumpen sólo para celebrar la libertad de los indagados. Se realiza un acto en el que Néstor Pitrola denuncia el proceso político antiobrero de la justicia de Menem, pide cárcel a los represores, que coloquen a Vigil en el banquillo y llama a luchar hasta anular esta causa.


A continuación, la combativa concurrencia se encolumna por el centro de Campana encabezada por el cartel «No al juicio a los obreros de Atlántida» y otro de la lista Naranja Gráfica. La calificada manifestación de delegados gráficos (Nación, Perfil, Letta, etc.), plásticos, estatales, jóvenes, etc., repartió centenares de volantes, recabó pronunciamientos y estableció lazos para una comisión de solidaria en Campana, con centros de jubilados y de estudiantes.


Acto 3. Todos los medios de Campana, varias radios, un canal y un diario ‘levantan’’imágenes de la movilización, entrevistas a los delegados perseguidos y al abogado defensor, Dr. Juan Carlos Capurro. Los propios medios recordaron una manifestación similar contra el desafuero de Pitter —ex integrante de la Comisión Interna de Siderca— en la que participaron los dirigentes de Atlántida. La masiva aparición en los medios siguió a la efectuada el jueves y viernes anteriores en todos los canales, radios y el diario de Escobar.


Semejante movilización convocada en pocos días, a 14 meses de la ocupación, en pleno horario de trabajo y en … Campana, define el carácter de la actitud política asumida y los métodos de una lucha que no se agotará en esta primera batalla ganada por la libertad. La estrategia será pulverizar el proceso, lograr la anulación y el sobreseimiento, de manera de pavimentar el camino para las futuras luchas de los gráficos de la zona y del movimiento obrero en su conjunto.


Está planteada la unidad de movilización con la defensa de los cerveceros cordobeses, de los piqueteros, de los encausados por las puebladas de todo el país. Entre las resoluciones de los trabajadores de Atlántida, además del movimiento en el gremio, de los comités de solidaridad zonales, de los pronunciamientos, del fondo económico, está la realización de una iniciativa nacional de movilización contra la represión de las luchas. Manos a la obra.