17/10/2002 | 776

Proyecto de expropiación y gestión obrera de Transporte del Oeste

La Asamblea General de trabajadores de Transporte del Oeste (2/10) votó el proyecto de expropiación y gestión obrera de la empresa. En una apretada agenda, una asamblea de activistas y delegados convocada para los próximos días tendrá como misión elegir los candidatos de la lista Unidad que irá a revalidar los títulos de la Interna en la elección del 24 de octubre, y votar la campaña por el proyecto de ley. Allí se prevé aprobar una Carta a los trabajadores explicando la lucha librada y el planteo que encarna la defensa de los 1.000 puestos de trabajo de la línea a través de la expropiación y el control obrero y la convocatoria a un Encuentro de empresas del transporte y fábricas en lucha de la zona oeste para la primera semana de noviembre, que sea motor de una movilización masiva.


El planteo votado por los trabajadores es un resultado de su propia experiencia: «Este paso se dio con la convicción de que la crisis terminal del transporte… sólo puede ser resuelta con la intervención directa de los trabajadores».


Con la Comisión de Control impuesta hace casi un año, los trabajadores de TDO desbarataron el proceso de vaciamiento empresario, determinaron que los sueldos de los directores, personal jerárquico y masa societaria fueran rebajados a los niveles actuales del convenio de Uta, controlaron la compra de combustibles y repuestos y rehabilitaron unidades que habían sido sacadas de circulación.


Con la acción directa lograron evitar la confiscación de varios colectivos por parte de los bancos acreedores y el desguace que se pretendía con la «cooperativización» de uno de los ramales (635) con la amenaza de caída del piso.


Fruto de esta acción, no se perdió un solo puesto de trabajo.


Pero TDO ha irradiado ejemplo en la zona oeste. Ha sido protagonista de la renovación de la comisión interna y de la lucha contra el vaciamiento a través de la ocupación de la empresa y la lucha contra la represión en la Libertador General San Martín. Enfrenta el intento de monopolización de los servicios, con una carnicería de despidos en el medio, que se intenta con la creación de un «corredor oeste», cuyo principal animador es el pulpo de la 216 y su UTE. A través del «gerenciamiento» que se apodera de las empresas, desguaza las líneas y divide a los trabajadores. Es lo que están padeciendo los trabajadores de La Lujanera, Parque San Martín, 312 y antes la 643.


Todos ellos, más otras fábricas en lucha, son convocados a una causa común. El nuevo «piso» de los trabajadores de TDO es expropiar la empresa, mantenerla en funcionamiento bajo control y gestión obrera con subsidio estatal. Como ellos dicen, junto a las fábricas ocupadas, las asambleas populares, las organizaciones piqueteras. La nueva lucha está planteada.