14/02/2002 | 741

Que los trabajadores y los usuarios se hagan cargo del ferrocarril

Ferrovías es una de las privatizadas que más han ganado a lo largo de los últimos ocho años. Recibió, además, subsidios vergonzosos por millones de dólares. Hoy se beneficia con la licuación de sus deudas bancarias. Ahora, chantajea a los usuarios y a los trabajadores: reclama que el Estado pague los subsidios atrasados (13 millones de dólares) o echará a más de 100 trabajadores y reducirá los salarios y los servicios.


La semana anterior, la empresa envió casi cincuenta telegramas de despido y pagó los sueldos en… siete cuotas. Una asamblea en la seccional Boulogne, con más de 200 trabajadores, convocó a un paro contra los despidos, a pesar de la completa parálisis de la burocracia de Pedraza. La amenaza del paro hizo recular a la patronal, que acordó con la burocracia una conciliación obligatoria hasta el 20 de febrero. La patronal se prepara para meter los despidos a partir de esa fecha.


Los trabajadores del Belgrano tienen planteado salir al paro si se replantean los despidos o reducen sus salarios. La burocracia está jugada a paralizar y aislar a los trabajadores. Una moción votada en la primera asamblea, de realizar una movilización en la estación Boulogne, fue boicoteada.


La Asamblea Interbarrial de Olivos votó la solidaridad y la lucha contra los despidos, especialmente en las grandes empresas y las privatizadas, éstas últimas centro del odio de la mayoría de la población.


Fuera Ferrovías. Reestatización bajo control de los trabajadores y de los usuarios.

En esta nota

También te puede interesar: