04/02/1999 | 616

Que repartan las horas de trabajo. No a los retiros voluntarios. Que prohíban los despidos.

La patronal de Celulosa Citibank de Capitán Bermúdez, suspendió (sin pago) a todo el personal (500 compañeros) e hizo trascender que despediría a 140 trabajadores. A partir de ese momento se sucedieron Asambleas y cortes de ruta donde se reclamó «que se respete un Acta firmada, por la Comisión Directiva de Papeleros y la Comisión Interna, en agosto del ‘98», que no haya despidos y que paguen los días suspendidos.


Los Directivos denunciaron, también, que el recurso preventivo de crisis era una maniobra patronal porque, por otro lado, estaba anunciando importantes inversiones.


En el transcurso de las negociaciones el Ministerio de Trabajo decretó la conciliación obligatoria, obligando al pago de algunos días de suspensión, pero sin reincorporar a los compañeros de fábrica. En ese marco, la patronal comenzó una ofensiva para imponer los retiros voluntarios ofreciendo un pago mayor (de 600 a 720 pesos) y amenazando que luego del vencimiento de la Conciliación (el 10/2) el pago de la indemnización sería del 50% (por el recurso de crisis).


Por otro lado, la interna denunció que la patronal pretende reducir los salarios anulando un premio quincenal que representa un 10% del sueldo y otro semestral de 120-150 pesos.


El Partido Obrero comenzó a realizar una campaña en la zona llamando a la prohibición de los despidos y por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.

También te puede interesar:

La movilización debe ser el punto de partida de una deliberación en todos los bancos. Se impone sumar a todo el gremio a la pelea con un paro general contra los despidos
Coloquio de IDEA. Su objetivo es que el gobierno llegue a fin del mandato y que realice el trabajo sucio de llevar adelante el ajuste, que ya está en marcha.