22/07/2004 | 860

Que se vayan todos. Asamblea Popular

El presupuesto para la alimentación de los chicos de las escuelas que “han sido beneficiadas” con la “merienda reforzada” es de 20 centavos para la merienda de los más grandes, y de 14 centavos para los más chicos. El presupuesto para el almuerzo es de 50 centavos por pibe. Esto, después de un recorte que redujo en un 50% el cupo de los comensales. Vaciaron los fondos de los comedores. Si no hubiera tantas otras razones, sólo esta alcanzaría para echarlos.


Muchas escuelas tienen los baños rotos, problemas edilicios, falta de espacio, y los trabajadores no docentes que realizan la limpieza, el mantenimiento y cocinan cobran 260 pesos de sueldo básico al mes. Hay varias denuncias penales por mal manejo de fondos en el Consejo Escolar.


La intervención de la Provincia de Buenos Aires, como lo reclama el intendente Villordo, no es ninguna salida. Ellos son también responsables; ¿o acaso Oporto y la Dirección General de Escuelas no sabían de esta situación? ¿No destinan en otros distritos cifras iguales o parecidas?


Que se vayan todos. Que se abran los libros del Consejo Escolar y el Municipio, y que sean revisados por los estudiantes, los docentes y los padres.


Los vecinos de Quilmes, los trabajadores, las organizaciones en lucha deben tomar en sus manos la administración de los fondos del Consejo Escolar. Convoquemos a una asamblea popular que se haga cargo del presupuesto de educación.


Si el presupuesto no alcanza, que se graven las grandes fortunas y las tierras improductivas del distrito con un impuesto destinado a la educación y la atención de los comedores escolares.


Que se aumente el sueldo en los 250 pesos que reclaman los docentes y auxiliares.


Vacunación gratuita para la hepatitis A en todas las escuelas.


 

También te puede interesar:

Con 2 quirófanos sin funcionar, sin insumos, sin personal, y con salarios debajo de la línea de pobreza.
Se encontraba en actividad pese a ser parte del grupo de riesgo.
La intendenta Mayra Mendoza se pelea con Bullrich para disimular la falta de medidas.
Tras la acción de lucha en el Ministerio de Educación, exigiendo conectividad y dispositivos tecnológicos para poder cursar.