07/11/1998 | 607

¿Qué va a hacer el Smata Córdoba?

Por Ch. R.

Fiat ha suspendido por seis días a los sectores de Carrocería y Pintura y por doce días al sector de Mecánica, lo que prácticamente paraliza la fábrica durante todo noviembre. Luego, desde mediados de diciembre, la totalidad de los casi 3.000 trabajadores (a este plantel quedó reducido el centro del ‘boom’ automotriz) entrará en vacaciones hasta el mes de febrero. En una virtual carrera contra el tiempo, la patronal ha resuelto vaciar la fábrica en el mismo momento en que vence el convenio laboral firmado hace tres años. Este convenio estableció la ‘flexibilidad laboral’ en todos los órdenes, la rebaja del salario (40%), la polifuncionalidad, la modificación de la jornada laboral y la destrucción de las categorías. El vencimiento del convenio entronca con una arrasadora ofensiva de despidos y suspensiones en toda la industria automotriz.


La patronal tiene una política


El Smata Córdoba ha presentado un anteproyecto que reclama la equiparación salarial con Renault (un aumento del 30%), la modificación de los horarios rotativos (que la patronal cambia semanalmente) y la eliminación de la jornada de trabajo de los sábados. El planteo tiene límites insalvables porque no plantea la liquidación de la flexibilidad laboral y de los brutales ritmos de producción, ni tiene una política frente a las suspensiones y despidos que hoy golpean masivamente a los trabajadores. El anteproyecto, por otra parte, fue confeccionado al margen de los trabajadores. Aun así, a la patronal «no (le) causa ningún entusiasmo» (La Voz, 9/10) el planteo del Smata.


La pregunta es, entonces ¿qué va a hacer el Smata por su propio planteo? Está claro que es necesaria una asamblea general y un plan de lucha.

En esta nota