04/05/2006 | 944

Quieren privatizar el Astillero Río Santiago

Con el apoyo de la CTA

Kirchner-De Vido-Solá han reflotado sus planes de privatización del Astillero Río Santiago. Ahora toma la forma de un “holding de astilleros (con presencia del capital privado)” para volver “competitiva” a la industria naviera.


 


La nueva presidencia del ARS está en manos de un hombre de De Vido, el ex montonero Urien, secundado, como vicepresidente, por un dirigente de la CTA, Cadelli. Desde su asunción, esta presidencia “De Vido-CTA” atacó sistemáticamente al Cuerpo de Delegados para favorecer la privatización del Astillero. En esta línea, el piquetrucho Pérsico, vicejefe de Gabinete de Solá, amenazó a la dirección de ATE Ensenada: “O se allanan a nuestra política de asociar el ARS con el capital privado, o los vamos a echar a patadas”.


 


Los planes privatistas (y la lucha por la caja) han producido un realineamiento de los sectores burocráticos. La Blanca, que cogobernó la fábrica con el anterior presidente del Astillero (echado por Solá en medio de un escándalo de corrupción), está enfrentada a Urien. La Verde (CTA) y la vieja burocracia Azul y Blanca, que estaban enfrentadas a la anterior conducción empresarial del ARS, apoyan el proceso privatizador que encarna Urien (la CTA ya había impulsado el proyecto de Solá de convertir al ARS en una Sociedad Anónima, el cual fue derrotado por la férrea oposición de la fábrica con la consigna “por un Astillero 100% estatal”).


 


Elecciones del Cuerpo de Delegados


 


La posición de cada agrupación frente a los planes privatistas repercutió en la elección de delegados.


 


Carlos Raimundo, del Partido Obrero, fue el delegado más votado de toda la fábrica. La masiva votación de su sector expresa la lucha contra el proyecto (derrotado) de la Sociedad Anónima, que en su momento apoyó la mayoría de la ex Interna negra (formada por sectores de izquierda). La CCC, el MST y el PTS sufrieron un profundo retroceso en la elección de delegados. Fueron superados por la Lista Blanca, que dirige la seccional Ensenada de ATE.


 


Lucha


 


Hasta ahora los “matones” del gobierno han mordido el polvo. Con sendas movilizaciones a la Gobernación y dentro de la fábrica, se obtuvo el ingreso de cien hijos de trabajadores de la lista de espera, un aumento salarial promedio de 200 pesos y el compromiso de categorización (incumplido hasta el momento, y que implicaría un reajuste salarial) para 900 compañeros. El clima de la fábrica se vuelve a calentar porque la empresa no sólo no envió los listados de los trabajadores beneficiados con las recategorizaciones a Economía, sino que los alteró modificando los que había propuesto la fábrica.


 


Por otra parte, no hay avances en los contratos con Venezuela. El anuncio de Solá de reintegrarle al ARS los terrenos que le amputó para la Zona Franca, no han pasado de las palabras. Justamente estos terrenos son muy importantes para almacenar la chapa necesaria para construir los buques que suponen los contratos con Venezuela.


 


Está planteada una movilización interna por las categorías, y se discute una marcha al ministerio de De Vido propuesta por Raimundo.


 


Defendemos el siguiente programa: 1) Ninguna privatización del ARS; por un Astillero 100% estatal. Que se abran las cuentas de la empresa, los planes de trabajo y el estado de los contratos al control de los trabajadores. 2) Salario mínimo de 2.000 pesos indexado. 3) Defensa incondicional del convenio colectivo. 4) Ingreso de todos los trabajadores en lista de espera, y de organizaciones de desocupados de la zona, bajo control de los trabajadores, hasta completar los mil puestos anunciados por el gobierno en la campaña electoral.

En esta nota

También te puede interesar:

15.30 hs - Plaza de Mayo a Congreso.
Defendamos el ingreso de los trabajadores.
En la sede gremial se realizó un encuentro con referentes del partido evangélico UNO.
La integración de la CTA-A en el gobierno fondomonetarista de Alberto Fernández.