11/03/2004 | 841

Rebelión docente en Tucumán

El 26 y 27 de febrero se suceden los cortes de calles de los docentes frente a la Junta Media y a la Secretaría de Educación, reclamando un llamado abierto para ingresar a la docencia. En estos cortes participan más de 700 docentes. Ha estallado un conflicto educativo que comienza a extenderse. El sábado 28 se extiende a docentes de básica, de inicial y de plástica, que pujan por entrar al sistema. Durante todo el fin de semana se mantiene una ocupación simbólica de la Junta Media. El gobierno echa lastre, ofrece a los docentes autoconvocados normalizar la Junta Media, hacer un llamado abierto para un paquete de horas posterior, otorgar a docentes desocupados la posibilidad de hacer cursos de la red federal, pero no cede en lo central, que es el llamado abierto para cubrir un paquete de 10.000 (que se estaba cubriendo en base a padrones viejos). Los docentes no reculan. Durante el lunes y el miércoles se vuelven a suceder los cortes y una marcha. El gobierno intenta dividir al movimiento contando para ello con el apoyo de las distintas burocracias sindicales.


La rebelión y la crisis educativa


Esta verdadera rebelión docente se produce en un cuadro caótico creado con la implementación de la EGB 3. Durante tres meses el gobierno ha hecho propaganda acerca de que las clases empezaban el 1° de marzo con nuevas aulas y escuelas y titularizaciones docentes. El 1° de marzo no había ni una cosa ni la otra. Alperovich mandaba a los docentes a enseñar bajo los árboles.


Donde habían “armado” algún aula precaria, no había docentes; donde había docentes, había cursos compactados de más de 50 chicos. Durante toda la semana se produjeron también distintas reuniones de vecinos y de padres que empezaban a tomar en sus manos este problema. El Polo Obrero juega en este proceso un rol importante.


No obstante, la docencia ocupada se encuentra aún contenida por el bloqueo burocrático de sus gremios, fundamentalmente por la adaptación de la oposición (CCC y centroizquierda). El problema central que tiene el movimiento de lucha es darse una proyección hacia los docentes ocupados, por el aumento salarial y condiciones laborales dignas. La lucha de los autoconvocados ha demostrado que el gobierno sólo posa de duro.


Por una nueva dirección


A la luz de esta lucha se ha puesto en pie una Coordinadora de Docentes Autoconvocados, integrada por Tribuna Docente. Hoy por hoy, esta Coordinadora se ha transformado en la única referencia de lucha docente en la provincia. Los gremios se han agachado nuevamente.


El gobierno de Alperovich plantea avanzar hacia la municipalización de la educación, o sea a su completo desguace, manteniendo los salarios de hambre y destruyendo el estatuto del docente. En esta política cuenta con la vista gorda de las burocracias sindicales. La Coordinadora tiene por delante la enorme tarea de luchar contra estos planes, agrupando y trayendo a sus filas a los activistas de la docencia ocupada, e impulsar en conjunto un congreso de bases. Planteamos:


• Aumento salarial. Por un básico de 350 pesos Ya y un salario igual al costo de la canasta familiar.


• Trabajo para todos los docentes: creación de todos los cargos necesarios en base a establecer un tope de 25 chicos por grado.


• Inmediatos llamados para cubrir esos cargos. Comisiones de control de las asambleas para supervisar las designaciones de las Juntas.


• Solución inmediata a todos los problemas planteados en las escuelas.


• Que un Congreso pedagógico de los trabajadores de la educación se haga cargo de elaborar un plan educativo de calidad en la provincia, financiado con un impuesto extraordinario a los monopolios citrícolas y azucareros.