19/05/2020

Reclamos en el Hospital de Clínicas de la UBA

Por Corresponsal Agrupación Bordó - Hospital de Clínicas – UBA

Hace semanas reclamamos públicamente a las autoridades del Clínicas y la UBA, la provisión de EPP para todo el personal, licencias rotativas y testeos para todos los trabajadores.


Al día de hoy tan solo fue testeada una porción de médicos y no más de 60 enfermeros (sobre 700 que componen la planta total del Hospital), algo que solo ocurrió ante el reclamo de la Agrupación Bordó de que se habían adquirido testeos que solo estaban destinados a médicos, un acto de discriminación entre los trabajadores.


A su vez reclamamos que se implementaran licencias para proceder a una reducción de la planta hospitalaria mientras la población infectada se mantiene en un nivel bajo para proteger al personal que tiene que estar activo y aislado cuando tenga que afrontar un pico más alto de infecciones.


Otra vez esta medida elemental que reclamamos que se aplicara sin afectar las licencias regulares del personal, incluida la recientemente reconocida licencia profiláctica, comenzó a implementarse entre médicos y servicios como nutrición, farmacia, hemoterapia, etc., dejando afuera aún a importantes contingentes de los 4.000 trabajadores del hospital.


Hacer concurrir al personal cuando se lo puede licenciar es un acto de irresponsabilidad y dicha acción se encuentra entre las razones por las cuales hay tanto personal de salud infectado.


La salud de nuestros pacientes es algo serio y responsable para nosotros, como así el cuidado de los trabajadores.


Cuidar a los que cuidan


El aumento en la cantidad de casos de personas con Covid-19 que se ha registrado a partir de la última semana en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires obliga a mantener más activos que nunca la aplicación de los protocolos de atención de aquellos casos con resultado positivo, como así el seguimiento de pacientes que manifiesten síntomas compatibles con la enfermedad. En el país con una de las tasas más altas de infectados entre los trabajadores de la salud no es ocioso repetir lo obvio.


El insuficiente presupuesto destinado desde hace muchos años para uno de los hospitales más grandes de América Latina, como es "El Clínicas", ha puesto, más de una vez, en peligro la atención y cuidado de los pacientes. En las últimas décadas nuestro hospital fue vaciado y desfinanciado sistemáticamente por las distintas gestiones, en beneficio de sectores de la medicina privada. Los elementos de seguridad que hemos reclamado y que fueron llegando por tandas y tardíamente, incluso entre sectores indirectamente afectados a Covid como es el caso de las y los trabajadores de cocina, en muchos casos refieren a materiales como barbijos y guantes, que debieran estar a disposición del personal de manera regular.


Queremos dejar en claro que cuando esto pase no queremos volver a la situación de precariedad del pasado, con escasez de elementos del protección, con personal con contratos precarios, camas de terapia intensiva cerradas, manómetros rotos o pisos enteros inutilizados por hechos doblemente negligentes como es el caso del piso 12 del Hospital que nunca se reconstruyó luego de la explosión de un autoclave de esterilización en 2015, inacción que tiene como contrapartida la privatización parcial del sector.


Ante la posibilidad que estiman los especialistas de que nos acerquemos a un pico de infecciones volvemos a reclamar:


Testeos para todo el personal comenzando por los que están frente a Covid y siguiendo por los que deben atender a pacientes inmunodeprimidos.


Elementos de protección para todo el personal de forma permanente.


Licencias rotativas para cuidar al personal en todos los servicios.




 

En esta nota

También te puede interesar:

Con 1.500 casos positivos se hizo escuchar la voz de los trabajadores, un punto de partida de lucha y organización.
El lunes 10, a las 14 h, porque no quede nadie sin trabajo.
La Junta de historia, inmóvil. Vamos a organizarnos para que nadie se quede afuera.
Luego de una importante audiencia pública con trabajadores de la salud del Amba.
Los trabajadores denunciaron que la situación del Garrahan está lejos de ser la que corresponde.