30/11/2020
PRENSA

Río Negro: trabajadores/as del diario Río Negro en lucha

Reclaman el pago de la zona desfavorable, mejores salarios, bono y recategorización. El 3 de diciembre con todo a la jornada de lucha nacional de los y las trabajadoras de prensa.

Ha sido noticia en toda la provincia de Río Negro, y en toda la Patagonia, el plan de lucha que han iniciado y que han hecho público los y las trabajadoras del diario Río Negro: el medio de comunicación impreso y digital de mayor importancia en la provincia. En una nota periodística en la radio Antena Libre (29/11) mediante la voz de Juan, trabajador del diario, la asamblea expuso el cansancio luego de tantos años de atropellos, aprietes y precarización laboral, y han salido a compartir públicamente su pliego de reivindicaciones y reclamos. Entre ellos están el reclamo por el reconocimiento inmediato del plus por zona patagónica (desfavorable), un salario igual al costo de la canasta básica familiar, el bono a la esencialidad ante la pandemia de Covid-19, la recategorización y la libertad de sindicalización.

Ningún apriete ni censura por organizarse y luchar por los derechos

Que al día de hoy, y luego de años de historia del medio periodístico, este no haya reconocido lo que los/as trabajadores/as reclaman es una muestra clara de por lo menos dos cosas. Por un lado, que ningún gobierno nacional ha otorgado los derechos que por ley les corresponde, como ocurre con el plus por zona desfavorable, sino que además han favorecido a la patronal, permitiendo la persecución, la criminalización y los aprietes ante los sucesivos intentos de organización y de sindicalización. Por el otro, el abandono total de las sucesivas conducciones sindicales de prensa.

Para los/as trabajadores/as de prensa de Río Negro las opciones de sindicalización son el Siarne (Sindicato de Informaticos y afines de Río Negro y Neuquén) y Fatpren (Federación de Trabajadores de Prensa), de la cual existen dos seccionales, una en Viedma y otra en Bariloche. En definitiva, en Río Negro no existe un sindicato de prensa como existe por ejemplo en Neuquén, donde está SPN (Sindicato de Prensa de Neuquén). Detrás del pliego de reivindicaciones y del paso del tiempo aparecen a estas alturas algunos debates y también algunas conclusiones. Habría que ponerse a analizar cómo han venido actuando las direcciones sindicales durante tantos años. No por nada está como un punto central del reclamo la conformación del sindicato de prensa del Alto Valle de Río Negro, que, como denuncia la asamblea, es trabado sistemática y particularmente por el diario Río Negro.

José, un trabajador del periódico y representante de la asamblea, relató en la entrevista que “desde octubre comenzamos a conformarnos en asamblea, porque hace tiempo, principalmente el diario Río Negro, viene pagando sueldos de indignidad, y no cobramos la zona patagónica (desfavorable)”. “El diario nunca reconoce nuestros derechos, cobramos sueldos que son de indignidad, estamos $20.000 por debajo de lo que es la canasta básica, y ya no se aguanta más […] A través de nuestros sindicatos queremos peticionar al diario que reconozca nuestros derechos, como un salario acorde al costo de la canasta básica, y cobrar la zona patagónica”.

“Estamos también reclamando las recategorizaciones, algo que no ocurre hace mucho tiempo […] Realizamos múltiples tareas pero tenemos que soportar que nos paguen por la tarea más baja que realizamos […] Estamos pidiendo un bono por trabajo en pandemia, porque somos quienes estamos sosteniendo el diario, ponemos nuestro internet, la electricidad, los usos de nuestros equipos para que el diario salga”, agregó José.

La asamblea ha hecho entrega de una solicitada que contó con la firma de más de 70 trabajadores/as de varias de las agencias, desde Viedma a Bariloche. “Entre nosotros lo que corre es que ya estamos cansados… ya no soportamos más […] Queremos reflotar la conformación de un sindicato de prensa del Alto Valle”.

Respecto de este último punto los/as trabajadores/as de prensa han vuelto este año a tener una experiencia respecto de la legitimación de sus derechos y el Estado, los sindicatos y de un nuevo gobierno nacional. A principio de año, trabajadores/as de prensa de Río Negro y Neuquén realizaron un encuentro virtual al cual invitaron a quien suscribe esta nota, donde varios legisladores provinciales, y varios diputados nacionales, cuando explotaba la lucha de los rurales y empacadores de Villa Regina (Río Negro) por la zona desfavorable, prometieron realizar un proyecto para votar y así otorgar el plus por zona desfavorable a trabajadores de prensa. De dicha reunión, quien también participó fue la secretaria general de Fatpren, Carla Gaudensi, que luego de escuchar los reclamos se ha mantenido, junto con los “prometedores” legisladores y diputados en la más absoluta pasividad y silencio, adheridos al Estado y al nuevo gobierno, y sin haber brindado las soluciones prometidas.

El paro general es el camino

El 3 de diciembre Fatpren ha tenido que salir a proponer una jornada nacional de lucha ante la creciente presión de las bases. La federación, que se encuentra discutiendo un acuerdo paritario propio con dilaciones, junto a la cámara Adira, no ha convocado a asambleas o plenarios regionales en el país, ante la profundización de la crisis de las familias trabajadoras de prensa. La jornada del 3D ha sido entonces una jornada de lucha arrancada por las bases que ya no soportan más, como dice Juan.

Un dato de esto es que el cuerpo de delegados y delegadas de prensa escrita del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) ha votado ir al paro general ese día. Hay que mencionar, como antecedentes a este, los paros de 24 y 48 horas que han venido realizando los/as trabajadores/as de El Cronista Comercial y la Editorial Perfil. A estos se han sumado en las últimas semanas los/as compañeros/as de Página/12 y Clarín. Es decir, en el país se discute en las bases de los sindicatos de prensa una salida.

La noticia de que la mitad de los/as trabajadores/as de prensa del país se encuentran por debajo de la línea de pobreza ha sumado a la reacción. La autoconvocatoria de los/as trabajadores/as del diario Río Negro se ha convertido en otra punta de lanza para el movimiento obrero en general, y de prensa en particular, y tiene que ser acompañada por trabajadores/as de otros medios de prensa de la provincia, y de otros sectores de trabajadores/as en lucha.

Camino al 3 de diciembre, la organización de los/as trabajadores/as de prensa de la provincia debe masificarse cuanto antes, mediante asambleas que voten participar de la jornada de lucha convocada por la federación, y darle continuidad al plan de lucha que han iniciado por todos sus derechos, y en las calles. La masificación del debate, además de la convocatoria de otros sectores en lucha como rurales y empacadores, son tareas impostergables en el corto plazo, para enfrentar a este régimen de hambre y saqueo de las últimas décadas.

Zona desfavorable para los/as trabajadores/as de prensa. Por un salario igual al costo de la canasta básica familiar. Ninguna persecución y criminalización por organizarse y luchar.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Entrevista a Juan Rapaport, secretario general del Sindicato de Guardavidas de Bariloche.
Un vídeo que llegó a Prensa Obrera muestra que mienten respecto de los “estrictos protocolos” de bioseguridad.
El Estado se somete a las presiones patronales.
La patronal festeja la conciliación obligatoria dictaminada por el Estado. Las direcciones de la burocracia sindical siguen sin convocar al paro general.
Uatre, Soefrnyn y Stihmpra se vuelven a reunir este lunes a las 15 hs con la CAFI y el Estado por la paritaria de cosecha, mientras avanza la pobreza, el desempleo, la precarización y la trata de personas en el sector obrero frutícola.
Una nota de las bases a la patronal exige más personal en áreas claves y protocolos ante el Covid-19.