01/07/2004 | 857

Salió el decreto presidencial

Finalmente, salió. El viernes 25 de junio fue publicado en el Boletín Oficial el decreto por el cual se les asigna a cada uno de los trabajadores de TDO un subsidio de 1.500 pesos en compensación por los salarios caídos durante el desarrollo del conflicto. Al momento de salir a la calle este nuevo número de Prensa Obrera, y si no media ningún contratiempo, los trabajadores habrán cobrado la primera cuota del subsidio.


Estamos en presencia de una victoria. En primer lugar, porque un decreto de estas características prácticamente no tiene antecedentes. En segundo lugar, porque los trabajadores lograron remontar una difícil situación.


Al igual que en todas las circunstancias del conflicto, los trabajadores tuvieron que forzar la situación. La amenaza de que se iba a marchar a Plaza de Mayo si no había una respuesta, precipitó la definición. Kirchner firmó el decreto de necesidad y urgencia casi en las escalinatas del avión que lo conducía a China.


Pero los trabajadores, aleccionados ya por el dilatado bagaje de experiencias acumuladas, ya han aprobado en asamblea que se van a apostar en el banco hasta que el dinero aparezca.


El cobro de los sueldos caídos, aunque parcial, va a dar un renovado aliento a la lucha, para enfrentar la fase crucial en la que ingresamos, que debe culminar con la reanudación de los servicios. Ese camino está sembrado de obstáculos. Uno de ellos es que la entrega de los vehículos por parte del juez está trabada, porque exige una caución, que pasó de un millón de pesos a medio millón. Lo cierto es que eso demora el acondicionamiento que habría que hacer a las unidades, y pone en riesgo la posibilidad de reanudación de los servicios, fijada para el 1° de julio. Los compañeros de TDO han resuelto movilizarse al juzgado para forzar la entrega inmediata de los micros y el uso de los edificios de la vieja empresa.


 

También te puede interesar:

Para defender el salario, la jubilación, los derechos laborales y la educación pública, vamos por asambleas y mandatos hacia el plenario de escuelas del 28 de agosto.
Según un informe de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Córdoba.
La crisis continúa descargándose en las y los trabajadores.