07/07/2007 | 899

Salta: los trabajadores de la salud siguen en pie de lucha


Los trabajadores de la salud protagonizaron el año pasado una importante lucha que fue una antesala de la huelga docente, y consiguieron un aumento salarial en negro. El reclamo en esta oportunidad tiene que ver con el blanqueo de los aumentos conseguidos y la recuperación de la antigüedad y el título.


 


Los distintos gremios, APSDES, Aspromin y Asprober, han anunciado un paro para el lunes 9 de mayo. La medida puede ser levantada si se realiza la audiencia con el nuevo ministro de Salud, que fue gerente del Nuevo Hospital Del Milagro e impulsor de la política privatista de autogestión de los hospitales. La audiencia del ministro con los gremios viene siendo postergada desde hace mucho tiempo, lo que llevó a que se decidiera llevar adelante medidas como la quita de colaboración.


 


«Queremos mantener un diálogo fructífero, es decir, con respuestas y soluciones concretas» (DDN, 3/5), manifestó Liliana Carracedo, secretaria general de Apiades, gremio enrolado en la CTA. Esta central está proponiendo una mesa de concertación por el salario con el gobierno de Romero, al mismo tiempo que éste convocó a los gremios oficialistas a integrar su gobierno.


 


Los docentes han mostrado el camino a seguir: la autoconvocatoria y las decisiones soberanas de las asambleas de trabajadores. Esta experiencia debe marcar el camino a seguir por los trabajadores de la salud, para evitar también cualquier arreglo con el gobierno a espaldas de los trabajadores, como hicieron los dirigentes de ATE-CTA en el conflicto docente.


 


Está claro que el gobierno no tiene la menor intención de otorgar ninguna recomposición salarial y menos aun dar respuesta a los reclamos de los trabajadores que asisten a los hospitales y salitas barriales. Sí sostiene a fondo el nuevo Seguro Provincial de Salud, que significa una transferencia de recursos del sistema de salud pública hacia el sector privado, e incluso avanza en el arancelamiento en los hospitales públicos.


 


La situación de catástrofe de la salud pública y de las condiciones de vida de los trabajadores en la provincia no admite más dilaciones. Hay que convocar a todos los trabajadores a impulsar una gran central obrera Autoconvocada, ya que ninguna mesa de concertación con Romero resolverá nuestros problemas.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Con un aumento del 3.3% en mayo, el acumulado de 2021 asciende a 21,5%.
El sistema de salud en el ojo de la tormenta.
Además es la única provincia donde la cantidad de camas se redujo desde que empezó la pandemia.
Piden la suspensión de la paritaria 2021 hasta que su negocios sea “más rentable”.