03/06/2020

Salta: obreros del limón bloquean las puertas de la empresa Trapani y conquistan el pago de salarios adeudados

La multinacional adeudaba sueldos del año pasado y el último aguinaldo.

Después de varios meses de reclamar el pago de trabajos realizados el año pasado y el aguinaldo adeudado, los obreros rurales del limón de la localidad salteña El Galpón se apostaron, el lunes 1 de junio, en las puertas de la empresa Trapani, ubicada en la Ruta Nacional 16 en Río Piedras. Recién después de las 21:00, cuando los cosecheros endurecieron la medida, impidiendo la salida de los camiones con la cosecha y se organizaban para pasar la noche sosteniendo el piquete en la entrada de la finca -a pesar de la amenaza de reprimirlos con la infantería-, fueron convocados por la empresa para pagarles los salarios adeudados.


Es un triunfo muy importante de los limoneros, a quienes cada vez que reclamaban se los convocaba a las oficinas de la empresa, luego de las largas jornadas laborales en los campos de la finca, para decirles que el ingeniero (encargado) no estaba, o que tenían problemas con las liquidaciones, o directamente ni los atendían dejándolos horas allí parados.


Los obreros también denuncian la tercerización del trabajo, ya que la multinacional -que es la principal exportadora de limón de la región- contrata a “cuadrilleros”, quienes a su vez contratan a los cosecheros. Los recibos de sueldo a veces los hacen los cuadrilleros y otras veces la empresa Trapani, pero a la hora de responder por los salarios adeudados se tiran la pelota mutuamente. Con este mecanismo postergaron durante un largo tiempo los reclamos  de los trabajadores.


Este sector que realizó la medida de fuerza es el más castigado. Trabajan en los cercos de sol a sol con temperaturas de hasta 42 grados, deben llevar su propia comida y agua, e incluso cuando se les termina -porque las jornadas son largas y extenuantes- toman agua no potabilizada de los canales de la propiedad. Se suma, dentro de una amplia lista de reivindicaciones, la inseguridad en la que trabajan cuando hay tormentas o la exposición ante el peligro de ser atacados por serpientes venenosas.


Las trabajadoras y trabajadores rurales tomaron en sus manos el método obrero, reuniéndose para discutir y tomar resoluciones para enfrentar la maniobra patronal de pagar solo a una franja de trabajadores para buscar dividirlos. Todo esto, ante el abandono por parte del Estado y de la burocracia sindical.


El movimiento está compuesto por numerosos jóvenes, porque es la única salida laboral que se ofrece en la zona. Con esta medida de fuerza mostraron su decisión de no dejar pasar más atropellos. Empezaron a recibir muestras de solidaridad, y surgió la necesidad de extender el reclamo porque esta multinacional aplica los mismos métodos de explotación en sus otros emprendimientos. Cuando levantaron el bloqueo, advirtieron a la patronal que se reintegrarían a trabajar el día miércoles y que no tomara represalias contra ningún trabajador.


Para reforzar la organización de los trabajadores queda planteada la puesta en pie de un cuerpo de delegados que represente los verdaderos intereses de los que trabajan.



 

También te puede interesar:

Miles de trabajadores ocupados y desocupados exigieron su aumento a $70.000 en la Plaza de Mayo y en jornadas en todo el país.
En los últimos cuatro años acumulan una pérdida equivalente a $10.770 y $6.680, respectivamente, respecto de los productos básicos.
La cruel violencia que sufren las mujeres pobres.