08/07/2010 | 1136
SAN LORENZO - PUERTO SAN MARTÍN

La «patria sojera» sigue triturando obreros

El jueves 1° de julio explotó una sección en Terminal 6 (que tiene la Aceitera General Deheza como principal socio), donde se calienta el grano triturado para luego enfriarlo y obtener aceite usando hexano como solvente. Este solvente es muy volátil y explosivo.

La planta ya experimentaba fallas y ruidos raros, por lo que se puede inferir que las reparaciones a las apuradas fueron deficientes y que se continuó el proceso violando las reglas de seguridad.

Ocho obreros sufrieron golpes y quemaduras por la onda expansiva. Dos son efectivos de la empresa y seis contratados mediante la contratista Sergen.

La complicidad de todo el arco político-gremial es alevosa.

Las pocas declaraciones, tanto de la patronal como del contratista, se complementan hasta lo intorelable con la del gremio aceitero.

El secretario general Pablo Reguera se limitó a declarar que las lesiones fueron en su mayoría menores y que solamente un obrero tenía quemaduras más severas, pero que sus vidas no peligran. Incluso ante las preguntas de la radio LT8 (tomada por varios medios gráficos) aseguró que tampoco hubo peligro para la población, ya que el barrio de Bella Vista (el más cercano a Puerto San Martín) está a 2 Km de la planta.

La ley provincial (12931) de creación de comités mixtos de seguridad e higiene que promocionaran el binnerismo y la CTA entrega todo el poder de decisión a las patronales con lo que es una normativa para hacer como que se controla; ni siquiera es cumplida por la mayoría de las patronales.

El Partido Obrero fue la única organización que hizo una campaña pública planteando un paro y movilización de todo el Cordón Industrial para arrancar la elección de comités de seguridad compuestos por obreros y vecinos electos en asambleas, y que las empresas financien integralmente el funcionamiento y los recursos monetarios para que realmente se prevengan tanto los “accidentes” y como la contaminación ambiental.

Que haya tutela sindical para los obreros que los integren.

¡Basta de muertes y “accidentes” en las fábricas!

¡Basta de depredación ambiental y laboral!

En esta nota

También te puede interesar:

No al robo a lxs jubilados. Por un paro nacional y plan de lucha. Por el triunfo de la huelga aceitera.
Un caso emblemático sobre el Estado responsable de perpetuar la violencia contra las mujeres.
Las patronales del cordón industrial esconden los contagios