10/07/2020

Santa Cruz: se reabre el debate de la paritaria de los estatales

Abajo el acuerdo de la burocracia sindical, rompamos el techo salarial.

Luego de tres meses, en Santa Cruz, se retomaron las negociaciones salariales correspondientesa la paritaria de los trabajadores estatales de la provincia. El gobierno solo convoco a tres sindicatos “afines” para discutir un aumento salarial.

La pérdida del poder adquisitivo de los estatales en la provincia, acumulado en estos años, alcanza un 60%, mientras para este año ya se estima que la inflación va cerrar en un 40%. Todo esto en tiempos de pandemia y cuarentena donde la actividad económica cayó y no existen changas extras que puedan salvar el mes de ningún trabajador. Los despidos en el Estado son moneda corriente, aumentando así la desocupación.

Sin embargo, la provincia pasó al frente con la exportación de oro y plata. Hace unos días los medios celebraban que la onza de oro trepo los 1.800 dólares, la especulación de los capitalistas mejoró sus ingresos, pero las regalías que pagan las multinacionales solo son delun 3%.

El contexto actual fue conveniente para el gobierno y las direcciones sindicales burocratizadas, ya que llevaron adelante reuniones paritarias sin hacer ni una sola asamblea para consultar con las bases los mandatos o un plan de lucha para iniciar un reclamo por un verdadero aumento que supere la línea de pobreza.

Las ofertas del gobierno fueron una burla lisa y llanamente, cuando en un principio ofrecieron un 14% en dos cuotas, luego un 15% y en una tercera vez 16%. Desde Tribuna Estatal advertíamos que se venía un acuerdo a la baja de nuestros salarios, ante un gobierno que sostiene la misma actitud hace años con los trabajadores, y con conducciones sindicales condescendientes con ese poder político, que aceptan sin chistar los argumentos mentirosos del Ejecutivo provincial.

Entre gallos y medianoche

Finalmente entre el gobierno y las conducciones sindicales (ATE, APAP y UPCN) cerraron un acuerdo por apenas el 20% en dos cuotas: 15% en julio y 5% en septiembre sin pelear, siquiera, que sea retroactivo a enero.

En el caso de ATE, que es el gremio mayoritario de los estatales, dejaron en evidencias sus maniobras burocráticas para poder cerrar la negociación. Se montó una rápida campaña para decir que las “asambleas de base” habían aceptado la última oferta del gobierno. Sin embargo, en varias páginas de las seccionales pudimos ver que se habían realizado algunas asambleas como Caleta Olivia, Puerto Deseado y Gdor. Gregores, donde se había rechazado la oferta; en Rio Gallegos, que es una de las localidades con más afiliados, ni siquiera se llevó adelante una asamblea. En otras seccionales las asambleas estaban convocadas para las 15 horas o 16 horas luego de que la negociación iniciara a las 14 horas. Otro caso ridículo es el de 28 de noviembre en el que la asamblea estaba convocada para el día después.

Vamos por una verdadera alternativa de lucha

La lucha por el salario no está cerrada, aún hay varios sindicatos pujando por la apertura de las negociaciones (Adosac, vialidad, Soem, etc.). La paritaria testigo fue la administración pública y así el gobierno quiere imponer un techo salarial que debemos romper en unidad en la acción con los demás sectores.

Tribuna Estatal redobla su apuesta para seguir desarrollando una alternativa clasista y antiburocrática en ATE, defendiendo las asambleas de base y la lucha por un salario que alcance el costo de la canasta familiar.

A eso convocamos a todos los compañeros. No hemos perdido la batalla aun sino que esto debe servir para avanzar más conscientes que nunca que el camino es la independencia política de los gobiernos y los patrones.

En esta nota

También te puede interesar:

Realicemos asambleas en todas las empresas para defender nuestras condiciones laborales.
Pongamos en pie un plan de lucha contra este nuevo ataque a las y los trabajadores y a la caja previsional provincial.
Vamos por protocolos elaborados por los trabajadores.
Por una presentación de la empresa Exterran ligada a la industria petrolera.