03/02/2017

Santa Cruz: trabajadores de Canal 9 luchan por el salario y enfrentan las amenazas de Alicia Kirchner

La gobernadora amenazó con cerrar o privatizar el canal.
Por E.P.


Los trabajadores de Canal 9, señal estatal de Santa Cruz, vienen librando una fuerte lucha contra la demora en el pago de los sueldos, que la gobernadora Alicia Kirchner ha respondido con sistemáticas extorsiones contra las medidas de fuerza. La pelea de los operarios televisivos se ubica en un cuadro provincial de grandes luchas obreras libradas en 2016 por el salario, tanto por superar el techo del 10% impuesto por la gobernación en paritarias como por el pago en tiempo y forma.


 


Los empleados de Canal 9 cobraron el mes de noviembre recién en vísperas de navidad -un disparate convertido en normalidad en la tierra que vio nacer a los K-; y la lucha por el pago en tiempo y forma continúa este 2017, por la incapacidad del gobierno de garantizar un derecho tan básico como el salario. Como acostumbran los trabajadores santacruceños, los de Canal 9 demostraron su capacidad de lucha, con tanto esmero que lograron mover de su sitio a la burocracia del SATSAID, quien empezó a acompañar el reclamo (en casa de gobierno) con placas negras y paros de 24hs, pero sin la convocatoria a asamblea al conjunto de los trabajadores de TV para dar la lucha por ese reclamo y otros del mismo sector (despidos en Supercanal, impuesto a las ganancias, reapertura de paritarias devenido en bono de fin de año, etc.)


 


Por su parte, Alicia Kirchner en enero llamó a los obreros "intolerantes", culpándolos por la pérdida de pauta publicitaria y apretándolos por el supuesto bloqueo que los trabajadores le infieren a la acumulación de capital para el cambio tecnológico que requerirá el “apagón analógico” de 2019. La frutilla del postre la ha dado a conocer en los primeros días de febrero, cuando al mejor estilo menemista “ramal que para, ramal que cierra”, hizo transmitir a los trabajadores -vía el secretario general de SATSAID, Roberto Lazarte- las amenazas de que si siguen las medidas de fuerza cerrará o privatizará el canal.


 


El macrismo también es responsable del ataque a los trabajadores de la provincia, como lo muestran los despidos en Río Turbio.


 


Desde la agrupación Naranja de Televisión que impulsa el Partido Obrero repudiamos la extorsión a los trabajadores por su lucha por el salario y exigimos que se respete el derecho a huelga y el de percibir un sueldo en tiempo y forma. Asimismo, convocamos a todos los trabajadores a dar una demostración contra los despidos y el ajuste el viernes 3 de febrero próximo, en el acto de solidaridad con los trabajadores de AGR-Clarín, que marcan el camino en la enorme lucha contra los despidos y la flexibilización que impulsan el macrismo y las patronales.