01/08/2020

Segundo apagón virtual de la docencia universitaria

Delegación de AGD-UBA que se dirigió al Rectorado

En reclamo de la apertura de paritarias de la docencia universitaria y la constitución de un comite de crisis en la Universidad de Buenos Aires (UBA) se realizó, en el día de ayer, el segundo apagón virtual de la docencia universitaria.

La medida había sido resuelta por la asamblea del pasado 23 de julio como continuidad del plan de lucha que la Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA) viene llevando adelante tanto frente a las autoridades nacionales del Ministerio de Educación que siguen sin convocar a la paritaria (ya vencida) en un contexto inflacionario y con la permanente devaluación del salario como a las del Rectorado de la UBA que impusieron una virtualidad forzada inconsulta que no tuvo en cuenta las condiciones de acceso, laborales, familiares de docentes y estudiantes y que redundó en la sobrecarga laboral de los docentes, la deserción masiva de estudiantes y la rebaja casi absoluta de la calidad educativa.

Junto con el apagón se realizaron distintas actividades de visualización de la situación docente como la campaña de fotos con las consignas del pliego reivindicatorio que los docentes y la AGD hicieron circular por las redes sociales durante toda la semana, la realización de una asamblea en el Ciclo Básico Común y un foro de la docencia de la Facultad de Filosofía y Letras que se encuentra en pleno conflicto por la aprobación de un reglamento de exámenes finales virtuales que ha puesto en pie de lucha a los docentes de esa casa de estudios.

Como parte de las acciones a las 11 de la mañana una delegación con representantes de la Mesa Ejecutiva de AGD UBA y de distintas facultades se hizo presente -manteniendo todos los recaudos de distanciamiento social- en la sede del Rectorado de la UBA para entregar en forma de nota los reclamos de la docencia universitaria. La secretaria General de AGD-UBA, Ileana Celotto, realizó una breve intervención en la que destacó que lo que se llevaba era “el conjunto del pliego votado en las diversas asambleas que hemos realizado del sindicato y que justamente atienden a plantear la defensa de las condiciones de trabajo de todos los docentes y a plantear que se está utilizando la virtualización para avanzar en la precarización y flexibilidad laboral”. También se incluyó “la defensa del conjunto de los reclamos estudiantiles y, obviamente, de la petición que están llevando adelante las y los becarios de la UBA, en el sentido de exigir una prórroga de un año frente a la situación que todos conocemos y que ha dejado en suspenso la posibilidad de que puedan continuar con sus investigaciones”. Se insistió en la necesidad de la conformación de un comité de crisis paritario con representación de trabajadores y de estudiantes para discutir de conjunto toda esta etapa que, ya sabemos, se va a prorrogar durante el segundo cuatrimestre y que además discuta los protocolos de la vuelta a las aulas frente al irreal protocolo propuesto por el Ministerio de Educación.

Además se hizo entrega de una nota producto de las resoluciones de la asamblea de la facultad de medicina, convocada por AGD Medicina en la cual se denuncian situaciones de absoluta irregularidad en los concursos que viola la normativa para la convocatoria de los mismos y produce una situación de profunda inestabilidad laboral.

Finalmente, se volvió a plantear la necesidad del aumento de presupuesto educativo por parte de las autoridades nacionales como cuestión fundamental junto al pliego de reivindicaciones en defensa de las condiciones de trabajo de la docencia para una educación de calidad

Es el segundo apagón en el marco del plan de acción que prepara un mejor terreno para poner en pie un movimiento de lucha, tanto en la UBA como a nivel nacional,  para conquistar todas las reivindicaciones de la docencia. Es en esa orientación que impulsamos como Naranja -y se votó mayoritariamente en nuestra última asamblea- la realización de un gran encuentro nacional de asociaciones, delegados, compañeras y compañeras nucleados en una u otras federaciones docentes, dispuestos a defender este programa de lucha.