27/04/2017

Siderca: conflicto con paro incluido por cierre de enfermería

La burocracia de la UOM, unida contra los trabajadores de la empresa


Siderca avanza sobre la salud y la seguridad de los obreros, comenzando por el servicio médico de Trefila, un sector que se ubica en un predio frente a planta principal y que cuenta con 300 obreros. Modificada la ley de ART (eliminando juicios, listas de enfermedades y la reglamentación de accidentes in itinere), las patronales van por más.


 


Se pretende centralizar el servicio médico en la planta y que los trabajadores enfermos o accidentados se trasladen por sus propios medios cruzando la ruta 6 para atenderse, exponiéndolos a nuevos riesgos en el traslado.


 


Otra pretensión es que cada trabajador se atienda directamente por su Obra Social en centros externos, donde se han llegado a facturar medicamentos a compañeros que llegaron en situación crítica.


 


En 2009 se hizo un primer avance para reducir el servicio médico de Trefila que fue resistido por los trabajadores. En diciembre 2016 la empresa contraatacó para luego ceder temporal y parcialmente, dejando solo un turno diurno, a lo que sumó la intención de que la enfermera se hiciera cargo de manejar la ambulancia. Ante la negativa hubo amenazas de despido.


 


Tercerizado hace mucho tiempo, el servicio médico, a través de sus jefes, pretende ignorar el diagnóstico de médicos de cabecera, bajando días de reposo y decidiendo arbitrariamente que puesto debe ocupar cada obrero según su dolencia.


 


 


Asamblea y paro de base


 


A mediados de marzo, Trefila se quedó sin servicio médico. En abril, reunidos en asamblea y cansados de ser ignorados, los trabajadores decidieron realizar un paro de dos horas por turno el pasado 19 de abril,  solicitando la reinstalación del servicio.


 


Los delegados del sector consiguieron la presencia y el apoyo de la Comisión Interna, pero no de la directiva de UOM, que intenta bajar la medida diciendo que los obreros se dejaron llevar por la Interna en un año electoral.


 


En Siderca la burocracia está dividida en dos fracciones (la CI está compuesta por elementos de ambas) que, a los efectos de una contención compartida de la bronca de los trabajadores, se dicen opositoras entre sí.


 


A pesar de amenazas de desafueros a los delegados, el sector Trefila mantuvo en los tres turnos la medida durante la jornada del 19, a la espera de una audiencia en el Ministerio de Trabajo, que fue convocada para el viernes 21, para jugar con el desgaste de la efervescencia del reclamo.


 


La directiva de la UOM jugó, como es su costumbre, a una conciliación que no llegaría porque están agotadas por este tema. El Ministerio llamó a un acuerdo de partes y miró para otro lado.


 


A pesar de esto, los compañeros siguen firmes en su reclamo y con reserva de lucha: no se descartan nuevas medidas. Este sector provee tubos para la industria automotriz (airbags, amortiguación), que se maneja con la modalidad Just In Time (justo a tiempo) y un retraso en la entrega le puede provocar severas multas a Tenaris.


 


Es muy importante que los compañeros se mantengan vinculados con el resto de planta ya que el avance patronal flexibilizador busca atacar no solo conquistas aisladas sino la destrucción del convenio, con turnística (el 6×1 continuo) que es rechazado contundentemente por todos los trabajadores por su esencia negrera.


 


Todo el apoyo a los trabajadores de TREF. Reivindicamos la asamblea y paro como método.


 


Reinstalación del Servicio Médico. No a las turnísticas negreras con incrementos de ritmos de producción.


 


Repudiamos las amenazas de desafuero

En esta nota

También te puede interesar:

El holding de Paolo Rocca pretende abonar solo el 50% de los salarios hasta fin de año.
Recortaron salarios a todo el personal, incluidos aquellos en grupos de riesgo; niegan el transporte e incumplen las medidas sanitarias.
La empresa de Paolo Rocca lidera la agenda ajustadora de los capitalistas.
Llenemos de solidaridad el paro y los piquetes
La patronal incumple con los protocolos sanitarios.