13/11/2003 | 825

Soip ¿Se viene la segunda huelga general?

El acto solidario al finalizar la marcha del 4/11 reunió, además de a todas las organizaciones agrupadas en la ANT zonal, a la Federación Universitaria, la Asociación Bancaria, Luz y Fuerza MDP y la Ccc. La huelga del Soip se ha colocado como la referencia de lucha contra la flexibilidad laboral y por el aumento de salario. La energía desplegada por los obreros del pescado se ha granjeado la simpatía de la clase media; el periodismo independiente ha comenzado a bancar con todo la huelga y hasta los medios patronales, aclarando que no están de acuerdo con los métodos, reconocen que los reclamos son justos.


Así, la huelga que arrancó con un cierto aislamiento político ha logrado aislar a la patronal.


En este cuadro, el cerrado frente empresarial, ministerial y represivo se está dividiendo.


Con motivo del congreso de Idea, el gobernador Solá se declaró partidario de establecer un cronograma para regularizar laboralmente a los obreros del pescado y anunció que tenía acordado con el secretario de Pesca condicionar las futuras cuotas de captura a que los empresarios tengan trabajadores en relación de dependencia.


El ministro Tomada hizo una excepción y concedió una entrevista a la CD del Soip en el despacho del intendente, donde se comprometió a otorgar la certificación definitiva a quienes calificó como «los legítimos e indiscutibles dirigentes del Soip» (¿qué tal?); y declaró que si el Ministerio de Trabajo provincial no soluciona el fraude laboral intervendría personalmente.


Finalmente, en la audiencia de conciliación la cámara patronal tuvo que retirar su posición de condicionar el blanqueo a la implementación de un convenio Pyme ultra flexibilizado, y se comprometió a responder a las demandas del Soip de blanqueo con el convenio vigente y aumento salarial.


Por otro lado, el plan de lucha votado en la asamblea general se cumple a rajatabla; los bloqueos al acceso de materia prima no permiten que la producción se normalice. El boletín de huelga informa a todo el gremio acerca del resultado de la huelga, las ventajas del convenio del ‘75 con respecto al trabajo en coopertruchas y el convenio basura que pretende imponer la patronal. Los plenarios de delegados conjuntos de efectivos y cooperativizados siguen regularmente la marcha de las discusiones con la patronal y el plan de lucha. El 15/11 se realizará un festival solidario con el fondo de huelga y el 18/11 está convocada la asamblea general, que de no contar con una propuesta satisfactoria retomará la paralización completa de la producción.


La cámara empresarial tiene pendiente hasta fin de año un volumen de exportación por 60 millones de dólares; la disposición de lucha ha superado todas las expectativas. El sector dirigente del Soip que se colocó al frente de la lucha fortaleció su autoridad notablemente. Fracasaron los intentos de copamientos mafiosos y de intervención ministerial del Soip. Lo único que puede dilatar la victoria es el hecho de que algunos dirigentes del Soip se identifican con el convenio basura que promueve la patronal, pero los plenarios de delegados y la asamblea general pondrán a la patronal con los pies sobre la tierra.

También te puede interesar:

En Merlo, Menéndez y sus funcionarios hacen de la precarización laboral una bandera.
Este 2 de enero realizarán una concentración y silbateada en el Mirador de la costa puntalarense.
En enero Cabandié y la burocracia de ATE y UPCN firmaron un convenio de trabajo ruinoso.
El gobierno y otro anuncio en sintonía con la agenda que dicta el FMI.