02/01/2017

Subte: La conducción de AGTSyP frena la lucha por la seguridad

A casi un mes de la muerte de Matías Kruger, Metrovías rechaza implementar el protocolo de seguridad para los trabajos en áreas de alta tensión.


La reunión entre la parte patronal y la comisión gremial que venía llevando adelante los reclamos por seguridad laboral mutó por otra de los dirigentes Pianelli y Segovia a solas con la empresa. Fueron excluidos el delegado de talleres Christian Paletti, el experto en seguridad por la parte obrera y el delegado paritario.


Asimismo, la imprescindible convocatoria al cuerpo de delegados para recibir el informe de la posición empresaria y resolver en consecuencia –tal como resolviera el plenario posterior al paro de 24 horas por la muerte de Matías Kruger–, fue reemplazada por una reunión minoritaria de delegados de talleres. Allí el informe de los miembros de la conducción consistió en la afirmación de que Metrovías no iba a firmar ningún protocolo de prevención eléctrica reclamado por la parte obrera, ni ninguna otra cosa en materia de seguridad y que, en cambio, –refirió verbalmente– “aplicaría algunas medidas”, pero nada por escrito. Los directivos agregaron que Metrovías “no puede poner nada por escrito en actas ni firmar porque sería legalmente perjudicial ante la situación de taller Colonia”, como si fuera lógico y justificable que una patronal encubra su negligencia criminal para zafar en la justicia de su responsabilidad por las muertes obreras. 


Un sector de los delegados presentes sostuvo la necesidad de una medida de acción directa ante la tozudez patronal que, pasado el shock que produjo la muerte de Matías, pretende volver a la rutina del trabajo inseguro y flexibilizado a criterio de cada jefatura. Y, especialmente, no asumir responsabilidad en accidentes de trabajo, como viene haciéndolo durante todo el trágico derrotero de cinco muertes de trabajadores. Los compañeros presentes de taller Rancagua informaron el mandato de asamblea que traían por un paro de 24 horas, en línea con lo votado en su momento por el cuerpo de delegados. Y delegados de taller Nazca la denuncia sobre las sanciones que la empresa está aplicando en diferentes talleres “por no cumplir medidas de seguridad”, convirtiendo a las víctimas en victimarios. Nada de esto fue considerado, mientras la reunión se iba disolviendo, al cabo de cuatro horas sin resoluciones.


Argumentos


Un par de argumentos falaces que dan los miembros de la conducción y deben ser respondidos:


Uno, que los trabajadores deben ser los custodios de su propia seguridad. Dos, que las leyes existentes hacen ociosa la firma del protocolo, porque responsabilizan a las empresas por la seguridad.


Es incorrecto, es doctrina universal que las fallas “humanas” de un compañero, como individuo, deben ser acotadas por medidas preventivas invulnerables para el conjunto. Eso es lo que representa el protocolo y el personal de la empresa es el responsable, físicamente, de aplicarlo. De allí se desprende algo fundamental: la retención de tareas ante trabajos riesgosos no debe quedar a cargo de los trabajadores o los delgados de base, como viene ocurriendo, sino obligación de la conducción gremial encabezar la inspección y las acciones preventivas e impulsar comisiones de seguridad e higiene en todos los sectores, independientes de la patronal, que ejerzan el control y prevención en las tareas. No lo está haciendo.


En cuanto a la responsabilidad legal, puede servir para un juicio a posteriori de los hechos consumados. Y hasta cierto punto, porque Metrovías viene zafando en la mayoría de los casos. Pero la ley no puede prever los operativos de prevención para cada tarea, que deben ser aplicados para evitar esos daños. Y la policía de trabajo o las inspecciones se reducen a tres o cuatro individuos para cubrir decenas de miles de empresas, que además muchas veces los coimean.


Llevemos el debate a todos los sectores


Los delegados y activistas de La Naranja del Subte han difundido un comunicado donde alertan a todos los compañeros sobre la adaptación a la patronal que evidencia la conducción con esta conducta y estos argumentos. Y llama a tomar conciencia sobre la importancia de la lucha emprendida la seguridad de los trabajadores (y de los pasajeros) y a no retroceder en ella. Denuncian que “la patronal no sólo se niega a los justos reclamos de seguridad sobre falencias recontra documentadas en organismos de control, sino que ha iniciado una campaña de sanciones para hacer aparecer como responsables a los trabajadores”.


Finalmente, la Naranja llama a superar las limitaciones de la conducción de AGTSyP, que ha desconocido el mandato del cuerpo de delegados y se ha cortado sola en una materia que abarca a la totalidad de los trabajadores. Y a llevar el debate a las líneas y sectores y dar mandatos a los delegados para enfrentar un estado de cosas que puede costar nuevas vidas de compañeros.

En esta nota

También te puede interesar:

Casi tres décadas de privatización.
Lo reemplazará Abel Cornejo, quien ordenó las más brutales represiones en el norte provincial.
Urge rechazar la siniestra disposición con medidas legales y las acciones gremiales que correspondan.
Lo declaró un plenario de delegados de la AGTSyP.
Informe del colectivo Basta de Asesinatos Laborales.