13/03/1997 | 530

También huelga general

En la edición anterior informábamos que los docentes de Neuquén Capital habían votado en una Asamblea con más de 1.000 maestros, el «no inicio por tiempo indeterminado». Para enfrentar así el ataque del gobierno provincial contra la educación pública (cierre de jardines de 3 y 4 años, negativa a cubrir la planta de profesores de educación física y música, etc.) y… lo fundamental, la recuperación de un descuento del 20% de los salarios, que Sapag (el gobernador neuquino del MPN) había impuesto el año pasado. Este año la legislatura provincial, fruto de la movilización, no prorrogó el descuento; a pesar de lo cual Sapag lo sigue aplicando.


El plenario de secretarios generales del sindicato docente (ATEN) votó el no inicio de clases con un paro de 15 días, desde el 10 al 24 de marzo.


Las principales seccionales habían concurrido con el mandato de paro por tiempo indeterminado (Neuquén capital, San Martín de los Andes). En Centenario también se había votado la huelga por tiempo indeterminado. Pero con un esfuerzo de aparato, la directiva Azul Celeste (con el apoyo del Mst) logró cambiar por sólo 4 votos esta moción por la de paro de 72 horas.


El paro general de 15 días indica la fuerte presión de lucha existente en las bases.


El lunes 10, en el primer día de paro cumplido masivamente en toda la provincia, se realizó una combativa manifestación con más de 3.500 docentes en Neuquén Capital.


Se ha votado un plan de movilizaciones. El jueves 13 se realizará un corte de rutas en toda la provincia (¡está viva la experiencia de Cutral Co!) y se marchará hacia el puente que une con Cipolletti, para confluir con una manifestación similar de los huelguistas rionegrinos.


El gobierno, para intentar quebrar la huelga, ha lanzado una campaña anunciando el no pago de los días de huelga.


Para triunfar debe desarrollarse una vasta y extendida organización interescuelas, constituir comisiones de padres, movilizar a la juventud, confluyendo con la Coordinadora de Estudiantes Secundarios.


Las direcciones de ATEN se han ‘autocriticado’ de haber hecho un plan de lucha inconsecuente con paros parciales el año pasado, que fue lo que posibilitó que Sapag impusiera el descuento salarial.


Para «no repetir la misma historia» debemos resolver ya, en Asambleas por colegio, que si el 24 de marzo no se lograron las reivindicaciones, sigue la huelga por tiempo indeterminado. Y reclamar que el plenario de delegados convoque a una nueva Asamblea General para votar esta estrategia (su sólo voto será un golpe contra el gobierno) y las acciones a seguir en la segunda semana del paro.


No reanudar las clases hasta que no devuelvan lo robado: salario, cargos, etc.


Unificar el paro por tiempo indeterminado de Río Negro y Neuquén, convocando a los gremios estatales, desocupados, estudiantes secundarios, docentes y estudiantes universitarios, a una gran rebelión provincial en defensa de la educación pública y las condiciones de vida de las masas (seguro al desocupado), contra la política menemista de Verani y Sapag.


Los estatales de ATE y la CTA deben sumarse a esta lucha: ellos también sufren los descuentos salariales que impuso Sapag el año pasado. Están dadas las condiciones para —partiendo de los docentes— convocar a Asambleas Populares y Congresos de Bases en todas las localidades de Neuquén.

También te puede interesar:

Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.
La dirección de Ctera archivó el argumento de que “el límite es la muerte”.
El detonante fue el fallecimiento de Mónica, la docente herida gravemente.
Otro crimen laboral del Estado, exigimos paro nacional de Ctera.
Una campaña que cobra cada vez más apoyo en el movimiento obrero, expresando la necesidad de encontrar un canal de independencia política.