14/07/2005 | 908

Tartagal, Mosconi: Fuerza de choque de las petroleras

Alrededor de las 21 horas del martes 12 fueron atacados los piqueteros que pedían trabajo en la empresa Pan American a la altura del paraje Piquirenda. Allí irrumpieron cerca de 200 integrantes de las organizaciones “piqueteras” de “Tyson” Fernández (Mijd), “Panzón” Contreras (MTD Evita), el “Paraguayo” Cardozo, del Centro de Desocupados de Aguaray, además de integrantes de la UTD de Pepino Fernández (UTD Mosconi), que no estuvo presente pero que acordó con estas organizaciones y las empresas el reparto de los cupos que fijan las propias empresas.


En esos momentos se encontraban apostados al costado de la ruta cerca de 60 compañeros del Polo Obrero de Tartagal, la UTD de Pocitos y el Fubde de Embarcación, que habían comenzado en la mañana una serie de reuniones con los referentes empresarios a fin de exigir un cupo de ingreso para el gasoducto de Acambuco (62 km). Al no tener respuestas decidieron cortar frente a la planta compresora de Pan American Energy, que es la operadora del área que hace construir el gasoducto mediante la empresa Contrera Hnos. La gendarmería ofreció sus “buenos oficios” para actuar de mediadora entre los manifestantes y las empresas, lo cual no la privó de notificar a los compañeros que se les iniciaron causas por el artículo 194 del Código Penal. Se acordó levantar y apostarse en la orilla de la ruta y esperar hasta el miércoles 13 una reunión con un representante de Contrera Hnos. mientras los compañeros se organizaban para pasar la noche a la vera de la ruta. Cuando una cantidad importante se había retirado hasta Tartagal (a 20 km) para traer comida y abrigos, llegaron estos seudopiqueteros al servicio de las empresas a echar a los manifestantes, agrediendo a golpes al compañero Raúl Zigaran (UTD Pocitos) y Gustavo Murillo (Polo Obrero), Judith Guerrero (MTD Pocitos), entre otro compañeros, compañeras y niños, intimándolos a desalojar las inmediaciones de la empresa.


Lo que no pudo la seguridad de la empresa, ni la Policía de Romero ni incluso lo gendarmes, fue realizado por estos dirigentes descompuestos, que impulsan un reagrupamiento muy distante de la coordinadora del norte de Salta. Por el contrario, han abandonado por completo los postulados del histórico programa de 21 puntos del Congreso de desocupados de 2000, para convertirse en forros de las empresas. La consigna que tienen, dada por las petroleras y el gobierno, es impedir que el Polo Obrero gane en influencia; dicen: “Con el Polo Obrero nada, ellos hacen política”. Sin embargo, los convenios que firmaron para esos trabajos están encuadrados en el convenio de la Uocra “mejorado” al gusto de la empresa. Quieren instalar un coto de caza de puestos de trabajo donde no haya lugar para quienes pueden politizar. Pero claro, desvirtuaron la esencia del reclamo piquetero, reclamo de trabajo genuino, reparto de las horas de trabajo, transformándose en agencias de colocación de empleo con suculentas comisiones. Las propias empresas nos mandaron a ver a “Tyson” Fernández, al parecer gerente de recursos humanos de las empresas. Una clara maniobra para provocar enfrentamientos y alejarse de la perspectiva del reclamo del Fondo Especial de Hidrocarburos. No vaya a ser que el reclamo boliviano contagie en la Argentina. No se trata de que actúen en forma equivocada; son acciones concretas de defensa del poder del Estado y de las petroleras.


Lo correcto sería producir un gran movimiento de masas para exigir a Techint que antes de extender el gasoducto del noroeste, extienda las redes de gas natural domiciliario a todos los habitantes del departamento en forma gratuita (como impusieron los compañeros bolivianos). Prefirieron que Techint pague convenio Uocra. Las masas pasarán, indefectiblemente, por encima de cualquier burocracia traidora y servil.

También te puede interesar:

Sobre las entrevistas del Plan Acompañar en Caleta Olivia.
Algunas intervenciones de las compañeras que participaron en la comisión de Planes de Empleo y Trabajo Precario, en el Congreso del PdT.
Pérsico y Grabois critican la medida pero no sacan los pies del plato de la política fondomonetarista en curso.
En el centro porteño, tres columnas de piqueteros se dirigieron a Plaza de Mayo.