07/09/2000 | 679

Techint «reunifica» a la UOM

Finalmente, en las elecciones de la UOM sólo habrá dos listas en 9 de las 54 seccionales en disputa. Lorenzo Miguel y Naldo Brunelli, sus cabezas, han sellado un pacto precario de repartirse los cargos en el secretariado. «Si ganamos en todas nuestras seccionales y sumamos a San Martín, queremos un reparto equitativo en los cargos. Si no es así, presentaremos lista propia en el Congreso de Electores el 23 de octubre», planteó el vocero de la agrupación José Ignacio Rucci, la corriente que representa a las 23 seccionales lideradas por las ‘siderúrgicas’ -San Nicolás, Campana y La Matanza- (N.C.O., 31/7).


La Rucci planteaba el voto directo y secreto; mayor cuantía de fondos para las seccionales; reincorporación de los dirigentes expulsados de la UOM Villa. Pretende convertir a la UOM en una federación de sindicatos zonales y fragmentar el convenio único de industria y rama. El planteo es apoyado por las grandes patronales siderúrgicas. Se implantaría de este modo una diferenciación salarial entre las empresas más grandes y las relativamente más atrasadas, y se iría a un descuartizamiento final de la UOM.


 


Las bases del acuerdo


Este programa, al día de hoy, no justificaba armar una crisis en la UOM, porque la reforma laboral ha impuesto la atomización sindical. «Los críticos o renovadores no se oponen al liderazgo de Miguel y están dispuestos a apoyar su continuidad al frente de la UOM» (ídem). El miguelismo ya se declaró partidario de un «convenio marco» que deje abiertas todas las puertas a la fragmentación del gremio.


Finalmente, la fracción miguelista, que se presentó a sí misma como defensora del convenio de industria, es responsable de la destrucción del convenio único y del inmovilismo absoluto frente a la reforma laboral.


Techint partió a la UOM y Techint vuelve a ‘unirla’.


 


Tercera lista, una tarea pendiente


Las tentativas de crear «terceras listas para reconstruir la UOM» no llegaron a su objetivo por las condiciones leoninas del estatuto (ser o haber sido delegado), por la confusión creada en torno a las listas de la Rucci, que hizo todos los esfuerzos por presentarse como ‘mal menor’, y por la débil estructuración del activismo. Sí llegó a constituirse una lista opositora en Campana, uno de los reductos de la burocracia ‘siderúrgica’, pero no existe un balance claro sobre las razones por las que su impugnación pasó en silencio.


En la UOM de Villa se presenta una sola lista, independiente de las dos fracciones de la burocracia, encabezada por los dirigentes que fueran expulsados por el secretariado y luego reincorporados por el congreso nacional de la UOM.

En esta nota

También te puede interesar:

Un fraude laboral que explotan todas las petroleras, promovido por la Universidad del Comahue.
El líder de la UOM, el hijo de la vicepresidenta y la candidata Tolosa Paz compartieron acto de campaña en Escobar.
Encabeza la lista de legisladores del Frente de Todos en la Segunda Sección Electoral.