26/08/2016

Televisión: había condiciones para continuar la lucha

Un primer balance de la paritaria
Agrupación Naranja de Televisión


 


Finalmente, se firmó el acuerdo salarial 2016, acordado entre la cámara empresaria (ATVC) y la directiva del sindicato de televisión (SATSAID).


 


El mismo contempla un aumento del 35% "no remunerativo" en dos tramos (20% en Julio y 15% en noviembre), dos sumas extraordinarias netas en julio y noviembre por el 20% y el 15% del sueldo de cada trabajador  -compensando la retención del primer aumento que realiza el sindicato- y un viático de $730 'no remunerativo' a partir de noviembre para todos los trabajadores dentro del convenio 223/75.


 


Inflación y salarios dignos


 


El pedido del 42%, diluido por la directiva del gremio desde la primera movilización en un abstracto “salario digno”, devino en un mísero 32% julio-julio, muy por debajo de la inflación interanual que el propio gobierno reconoce en el 47,2%.


 


El acuerdo no recompone un atraso salarial de años con paritarias a la baja, topes e impuesto al salario que fueron deteriorando nuestro poder adquisitivo.


 


El carácter  “no remunerativo”  del aumento hasta abril de 2017 implica que las empresas dejen de abonar aportes que son una conquista histórica de la clase trabajadora, impactando negativamente para el cálculo de la indemnización, el aguinaldo, las licencias, las vacaciones y la posterior jubilación, entre otros.


 


La firma de la 'paz social' por un año apunta a anular cualquier reapertura y a aislar a la paritaria que van a llevar adelante los compañeros de productoras y canales de aire (CCT 131/75 y Capit).


 


Predisposición de lucha


 


La predisposición de lucha llevada adelante en el paro y en las movilizaciones en todo el país deja como balance que los trabajadores de televisión estaban dispuestos a seguir luchando para conseguir un mejor acuerdo.


 


Lamentablemente, la directiva del gremio priorizó cerrar en los términos del CEO de Cablevisión, como advertimos desde nuestra agrupación. En el plenario de delegados que se desarrolló el 23, en cambio, hubo intervenciones que apuntaron a continuar con un paro de 48 hs.


 


En las asambleas que se desarrollaron en Cablevisión,  DIRECTV, Telecentro y el resto de las cableras hubo una aguda discusión. La directiva del gremio 'bajó' a buscar la aprobación del acuerdo, indicando que era la única salida posible, incluso en algunos casos, usando la carta de Carlos Moltini -gerente de Cablevisión- con la advertencia de despidos y represalias,  para evitar cualquier continuidad de lucha luego de dos meses de conflicto.


 


Aun así el rechazo estuvo presente en todo el país. En varias bases y sectores de Cablevisión y Telecentro se votó la negativa al acuerdo por considerarlo insuficiente y argumentando que había margen para seguir luchando contra empresas que encabezan el récord de crecimiento de ganancias, que expanden sus redes de servicio y tienen plata para intervenir en el fútbol, telefonía móvil, etc.


 


Canales de aire y productoras


 


El acuerdo cerrado establece un techo a la paritaria de los compañeros de ATA/CAPIT sin que hayan participado de modo alguno de ningún tipo de negociación.


 


Con motivo del paro de 24 hs y ante la negativa de la directiva del sindicato a sumar a los compañeros de canales de aire y productoras a la medida, argumentando que la cámara empresaria había realizado una propuesta salarial, sostuvimos que era un grave error partir al colectivo de televisión en dos cuando era prioritario la unidad para poder ganar la lucha.


Los trabajadores de televisión debemos conocer el estado y el avance de las  negociaciones y saber en qué punto está y si es necesario encarar ya mismo la lucha para  alcanzar un salario igual al valor de la canasta familiar ($22.500) en los canales y productoras.


 


Desde La Naranja llamamos a debatir y sacar las conclusiones necesarias de estas paritarias para poner en pie una alternativa y organizarnos detrás de un programa que contenga:


 


La defensa del salario estableciendo paritarias igual o mayor a la inflación con cláusulas de indexación; la defensa de todos los puestos de trabajo y la ocupación de toda empresa que cierre o despida;  el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. Unificación de los convenios y paritarias únicas para todo el gremio. Que las categorías más bajas cubran el  costo de la canasta familiar hoy en $22.500 pesos. Abolición del impuesto al salario.


 

En esta nota