08/10/1998 | 603

Tenaz resistencia de los portuarios

Hace más de dos meses que un grupo de compañeros portuarios está instalado en las puertas del Ministerio de Economía. Estuvimos con uno de sus dirigentes, el compañero J. Carlos Cuello.


PO: ¿Cuál es la causa del conflicto?


El Estado Nacional le quitó, en enero del ‘96, la concesión a la empresa Intefema S.A., que había ganado la licitación, por sus reiteradas violaciones a los compromisos asumidos por el pliego licitatorio. Este consorcio no pagaba los cánones ni las tasas portuarias, evadía a la Aduana y a la DGI, además de los aportes previsionales y el conjunto de las leyes laborales. Cuando se produce esta quita de la concesión, nos dijeron que se iba a hacer de inmediato una nueva licitación. Pero, hasta el día de hoy, no pasó nada. Esto ha provocado la destrucción de familias, hemos tenido que sufrir el fallecimiento de doce compañeros, el último de los cuales se quitó la vida. Pero nuestra resistencia sigue en pie. En realidad, lo que está pasando es que hay un acuerdo entre el gobierno y los monopolios que controlan las otras terminales para que la 6 desaparezca y se transforme en un depósito fiscal. Las terminales 1 y 2 del puerto están en manos de un consorcio australiano e inglés, que quiere absorber la 3, y la 5, controlada por argentinos y filipinos, se quiere quedar con la 4. El crecimiento del movimiento de contenedores en los últimos años fue impresionante. Antes, se movían 490 mil anuales. Hoy estamos en un millón doscientos mil. Y la mayor parte es importación. En las terminales, ya no hay espacio físico. Cerrando la 6, se quitan un competidor y lo usan como depósito.


Te agrego que por la 6 sacaron, en su momento, las armas para Croacia y ahí estaba metida gente del estudio de Corach. Funcionaba normalmente y después les quitaron la licencia, o sea, que esto responde a algo premeditado.


PO: ¿Qué pasó después?


Los compañeros de la terminal iniciamos un plan de lucha, que no ha cesado. Pero hasta ahora no logramos una respuesta a los reclamos, a excepción de un subsidio alimentario y el pago, que ya se terminó, del seguro de desempleo. El SUPA se borró desde un primer momento y nos dejó sin cobertura gremial. Formamos nuestra comisión gremial y encaramos una serie de movilizaciones, a Economía, a Trabajo, a la sede de la Bolsa de Comercio. Sufrimos represión y procesamientos. Hace 70 días que estamos aquí frente al Ministerio para que se convoque de una buena vez la licitación. Quiero denunciar que el que está obstruyendo esto, en particular, es el secretario de Transportes, Canosa.


Lamentablemente, no estamos recibiendo ayuda de los gremios, ni siquiera de los opositores. Sí están colaborando los compañeros de los Centros de Estudiantes.


Desde tu periódico, queremos llamar a todos los compañeros para que se acerquen y refuercen la solidaridad con nuestra lucha.


PO: En otro orden de cosas, ¿qué opinión te merece la actitud gremial frente a la sanción de la reforma laboral?


Me parece que la Mesa de Enlace tuvo una actitud equivocada, esperar que los diputados, aun los sindicales, den soluciones a los problemas del pueblo. Acá se están violando todos los principios. ¿O acaso la ley 14250 no dice que los trabajadores deben discutir sus condiciones en las paritarias? Los llamados representantes del pueblo se han convertido en el látigo del pueblo, tenemos que ser los trabajadores los que defendamos nuestras conquistas con nuestros propios métodos.


PO: Ante la convocatoria de un encuentro obrero nacional que discuta la formación de un partido de trabajadores, ¿qué opinás?


A mí me parece que ésa puede ser una buena salida. Los trabajadores no podemos confiar en que Duhalde o la Alianza vayan a dar una respuesta a nuestras necesidades.

También te puede interesar:

Rechacemos el acta patronal con la asamblea general y un plan de lucha de los portuarios.
Organicemos nuestros reclamos y medidas por medio de asambleas de trabajadores.
Una lucha a fondo por la defensa de la paritaria.
Una paritaria en crisis, a espaldas de los trabajadores.
Se extenderá por toda la costa oeste este viernes, sumándose a un ascenso de luchas obreras
Guzmán debe resolver los problemas de los trabajadores a su cargo.