25/03/2021

Tercer plenario nacional de judiciales

El clasismo elaboró un programa.

El pasado 19 de marzo, se reunió el tercer plenario nacional de judiciales convocado por las agrupaciones judiciales de la CSC-PO, la Bermellón UEJN-judiciales, la Naranja Judicial de Mendoza, la Multicolor de Chaco y Judiciales en Lucha de PBA.  Participaron unes 50 compañeres de la Justicia Nacional (Capital Federal, La Plata, Córdoba, Formosa, Jujuy) y de las justicias provinciales (Mendoza, Mar del Plata, Quilmes, Chaco, Neuquén, Córdoba, CABA).

Este tercer plenario marca un salto político y organizativo respecto de los anteriores.

En primer lugar, porque en consonancia con el desarrollo en las distintas provincias se ha resuelto la elaboración y salida de una serie de boletines para intervenir en los gremios provinciales, que están bajo la órbita de la Federación Judicial Argentina CTA. Asimismo, también se votó editar un nuevo boletín de la Bermellón UEJN judiciales (el nro. 17).

En segundo lugar -esto es lo fundamental- ,se elaboró, debatió y votó un programa para unificar en la lucha a los más de 100 mil judiciales que se encuentran divididos a lo largo y ancho del país en 3 federaciones y distintos sindicatos provinciales.

Existen sobradas razones para unificar la lucha de todos los trabajadores judiciales, que la pandemia no hizo más que exponerlas con mayor relieve. En tal sentido, el programa dice que “el primer año del gobierno de Alberto Fernández no fue solamente el de la pandemia del Covid-19, sino el de la pandemia del salario, de la virtualidad forzosa -y toda su secuela de licencias psiquiátricas-, la de la presencialidad sin condiciones ni vacunas y la de la entrega de las distintas burocracias sindicales”.

Pero el planteo no se queda ahí, porque denuncia también el ajuste de la Corte Suprema y los distintos cortesanos en las provincias. Claramente, el plenario se ubicó en un campo de independencia política de los trabajadores respecto de los gobiernos y los cortesanos del ajuste fondomonetarista.

El programa es bien tajante en relación a la cuestión de la reforma judicial del gobierno nacional. “Es falso que el bloque del gobierno defienda un interés popular y que lleve una pelea democrática contra la casta judicial y el ‘lawfare’, así como es completamente falaz que la corporación judicial y Juntos por el Cambio sean los custodios de la “República” y la división de poderes. Se trata de una pelea por el control del aparato judicial para sortear cada uno sus propias causas de corrupción, y para determinar que bloque detenta los resortes de poder. Nosotros, en cambio, nos pronunciamos por elegibilidad y revocabilidad de todos los magistrados mediante el voto popular.”

Se denuncia que las dos federaciones mayoritarias, la UEJN-CGT y la FJA-CTA, también se dividen en este punto apoyando la posición del gobierno o la de los cortesanos: “Piumato apoya abiertamente a la Corte y a la Corporación judicial, en tanto que Blasco de la FJA, da su bendición a la política del gobierno nacional”.

Esto es importante porque explica la razón de por qué “mientras más se profundiza la crisis entre el gobierno y la corporación judicial, más cierran filas entre ellos para profundizar el ajuste contra los judiciales (y todos los trabajadores). Porque de fondo, lo que subyace es la necesidad de la clase capitalista argentina de llegar a un acuerdo con el FMI”.

Respecto a la nueva embestida del gobierno para aplicar el impuesto al salario en los poderes judiciales, mientras las distintas burocracias sindicales se agarran del “enganche” con los jueces, para defender corporativamente que los trabajadores no paguemos dicho impuesto, nosotros decimos que no debe pagarlo ningún judicial ni ningún trabajador del país, que si deben pagarlo magistrados y funcionarios de alto rango.

También se resolvieron iniciativas de organización. Por ejemplo, el 23 de marzo se realizó una importante reunión de compañeras judiciales con Soledad Sosa y Luisina Prietto. Asimismo, se resolvió que todas las agrupaciones movilizaran el 24 de marzo con el EMVyJ y que el 10 de abril participaremos del plenario nacional convocado por la Coordinadora Sindical Clasista.

Un capítulo aparte merece las campañas resueltas en contra de la persecución que sufre la compañera Soledad Sosa en Mendoza y otros compañeres en CABA y en Neuquén. Nos pronunciamos por el cese de la persecución antisindical a los/as que luchan y se organizan.

Finalmente, el programa convoca a la unidad en la lucha de todos los judiciales, “los de las justicias de las provincias y los de la nacional” por los siguientes puntos: para derrotar el ajuste en curso, por la recomposición salarial; por el enganche salarial de las provincias con nación; por paritarias y un único convenio colectivo de trabajo para todos los judiciales; contra el impuesto al salario para los judiciales y todos los trabajadores (solo deben pagarlo los magistrados); por todos los reclamos de las compañeras judicialas; por las condiciones de trabajo y un plan de vacunación contra el Covid-19, jubilación de 82% móvil para todos/as los/as judiciales; por sindicatos independientes de los gobiernos y los cortesanos, para la lucha y la organización sobre la base de la democracia sindical.

En esta nota

También te puede interesar:

Declaración de Judiciales en Lucha – Lista Bermellón.
Abajo el ajuste de la Corte y el gobierno, por la recuperación de lo perdido en 2020 y por una pauta 2021 sin el techo.
Profundicemos la lucha contra el ajuste de la Corte y del gobierno.
Impulsemos la lucha por la recomposición salarial.