30/04/2020 | 1591

Textiles reaccionan en defensa del salario

Movilización en Mar del Plata convocada por trabajadores de Textilana

El lunes 27 se movilizaron los trabajadores de Textilana frente a la delegación local del Ministerio de Trabajo, organizados por la Comisión Interna, para rechazar el acuerdo entre la burocracia sindical (AOT) y la cámara empresarial (Fita) que implica un recorte del 50% del salario de los trabajadores suspendidos por la cuarentena y exigir al Ministerio de Trabajo que no lo homologue. Se entregó un petitorio en estos términos, que tuvieron que recibirlo gracias a la movilización. Si bien algunas trabajadoras no pudieron llegar por los controles policiales en los colectivos, la medida contó con la presencia de más de 30 compañeros. Luego la Comisión Interna se presentó en la sede del sindicato para presentarle una copia del petitorio. La medida fue reflejada por una decena de medios locales, televisivos, radiales y portales de internet. 


La deliberación obrera fue inmediata al conocerse los términos del acuerdo. La concentración se preparó durante el fin de semana mediante asambleas virtuales, donde se votó el inicio de un plan de lucha contra la rebaja salarial. Abundaron las denuncias y señalamientos contra la burocracia entregadora y contra la patronal que argumenta pasar un período de crisis.


Lo cierto es que Textilana, lejos de estar en crisis, ha aprovechado la pandemia y la cuarentena para atacar derechos laborales y seguir vendiendo on-line el stock que tenía. Además, se encuentra produciendo barbijos para la venta.


Este ataque al salario se lleva a cabo en virtud de la habilitación que dio el gobierno nacional en el decreto de prohibición de despidos y suspensiones, que dejó expresamente establecido la vigencia del art. 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo, a través del cual las empresas pueden negociar estas rebajas salariales con las burocracias sindicales; es el propio gobierno el que impulsa rebajas salariales.


La maniobra consiste en dividir a los trabajadores que están trabajando como consecuencia de las excepciones a la cuarentena de los que no lo están, ya que el brutal recorte se aplica a estos últimos.


Luego de la denuncia de la Comisión Interna, el presidente de la cámara local de empresarios textiles declaró que “no están en condiciones de pagar el 100% de los salarios” y que “si no apoyan a las empresas en momentos de crisis, es muy difícil seguir adelante” (El marplatense, 27/4). Sería chistoso si no fuera por la brutalidad de la explotación que sufren los trabajadores en condiciones normales.


En el caso de Textilana, se trata de una empresa que históricamente ha sido subsidiada por el Estado a través de la quita o eximición de aportes patronales.


Por su parte, los dirigentes de la Asociación Obrera Textil (AOT) se han convertido en voceros empresariales. Sin mandato para firmar semejante reducción laboral, han desfilado por los medios con el mismo argumento de la crisis del sector como consecuencia del coronavirus.


Se olvidan de la miseria salarial cuando no había cuarentena. Pero, además, las empresas siguen vendiendo en forma on-line. Por eso es fundamental que se abran los libros de las empresas y que clarifiquen sus ganancias. No se puede permitir que descarguen la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.


Los trabajadores se empiezan a organizar frente a este atropello. Los textiles de Trelew se movilizaron masivamente para reclamar contra este atropello.



La clase obrera empieza a intervenir. Los trabajadores tenemos que tomar nuestra defensa en manos propias. Ningún despido, salario integral, control obrero de esencialidad de las actividades durante la cuarentena, apertura de los libros al control de los trabajadores, respeto irrestricto de los protocolos sanitarios, actualización de salarios y jubilaciones según inflación. Que la crisis la paguen los capitalistas. No pago de la deuda, impuesto a las grandes rentas y fortunas.

También te puede interesar:

Hoy se movilizaron al Ministerio de Trabajo reclamando mejores condiciones laborales.
Este 6 y 7 de abril. Ningún docente por debajo de la línea de pobreza. Asambleas en todas las universidades. Si no hay respuesta salarial, continuidad del plan de lucha.
Gobierno y conducción de UEPC maniobran para pasar un salario de pobreza.